Última hora

Última hora

Divergencia de opiniones en el mundo árabe por la muerte de Ben Laden

Leyendo ahora:

Divergencia de opiniones en el mundo árabe por la muerte de Ben Laden

Tamaño de texto Aa Aa

Escepticismo, alivio, aprobación y enfado son las primeras sensaciones de los políticos y ciudadanos del mundo árabe por el asesinato del y¡hadista más buscado.

Si Arabia Saudí y la Autoridad Palestina lo ven como un hecho positivo para la paz; en Gaza, el líder de Hamas, Ismail Haniyeh, ha condenado la muerte del que consideran un guerrero del Islám.

“Si la noticia es cierta, creemos que es una continuación de la política estadounidense que se basa en la opresión y en el derramamiento de sangre de los árabes y de los musulmanes”.

El Gobierno de Yemen que es un firme aliado de Estados Unidos lo ve como el principio del fin del terrorismo. Pero la población de uno de los bastiones de Al Qaeda y que protesta contra el régimen desde mediados de febrero, parece estar más dividida y teme que el gobierno utilice la muerte de Ben Laden para desviar la atención y reprimir aún más las revueltas.

“Su muerte me parece normal. ¿Qué se puede decir de un hombre que en vez de beneficiar al Islám con sus acciones le ha hecho más daño? Su asesinato ha sido justo”, decía un ciudadano de la capital, Saná.

“Matarle sin ningún motivo, aunque sea Ben Laden no es justo. Este derramamiento de sangre es “Haram”, está prohibido”, replicaba otro.

“Si Osama Ben Laden está realmente muerto y le han matado como dicen, no pasa nada porque, si Dios quiere, aparecerán miles de Ben Laden más”, contestaba otra persona.

La noticia ha caído en medio de una ola revolucionaria en el mundo árabe. En Bengasi los rebeldes libios que niegan las acusaciones de Gadafi de pertenecer a Al Qaeda tienen opiniones divergentes pero a todos les gustaría ver a Gadafi en la misma situación que la del líder de Al Qaeda.