Última hora

Última hora

Relatos sobre la mansión de Osama Ben Laden

Leyendo ahora:

Relatos sobre la mansión de Osama Ben Laden

Tamaño de texto Aa Aa

Pensaban que eran traficantes y por eso protegían su casa con muros de seis metros cubiertos de alambradas.

Conocida por los vecinos de Abbottabad como “la mansión”, el refugio durante los últimos seis años de Osama Ben Laden se ha convertido en objetivo de periodistas y curiosos.

“No los conocí. Su mujer y sus hijos nunca abandonaban la casa. No se oía ningún ruido, pero algunas personas aseguran que tenían dos vacas”, declara este joven.

Contaban con una huerta y una incineradora de basuras, el lechero dejaba la mercancía en la puerta sin tocar el timbre… Todo para evitar salir de casa. Este niño sin embargo llegó a tener contacto con los moradores de la mansión. “Solía ir a la casa. Tenía dos mujeres; una hablaba árabe y la otra urdu. Tenía tres hijos; una chica y dos chicos. En una ocasión me regalaron dos conejos”, asegura.

Los niños de Abbottabad cuentan que si se les escapaba alguna pelota al otro lado del muro, una persona salía de la casa y les daba dinero a cambio del balón si prometían no volver a acercarse a la vivienda.

Entre los adultos del pueblo reina el escepticimo. “Nunca ví a nadie y no me puedo creer que Osama Ben Laden haya vivido aquí. No es que esté seguro al 100%, lo estoy al 110%”, declara.

La policía paquistaní ha detenido al contratista que construyó la misteriosa casa que ha convertido la hasta ahora tranquila localidad de Abbottabad en el centro de la atención internacional.