Última hora

Última hora

Skopie, una capital en constante movimiento

Leyendo ahora:

Skopie, una capital en constante movimiento

Tamaño de texto Aa Aa

Este año los macedonios celebran el veinte aniversario de su independencia de la antigua Yugoslavia. En el primer capítulo de una serie de 3 reportajes hemos venido a Skopie para conocer mejor un país en pleno movimiento.

Un paseo por el centro de la capital permite ser testigo de su constante transformación. Cambios que por su estilo arquitectónico recuerdan más a una ciudad clásica que a una moderna urbe llena de acero y cristal.

“Viendo las cosas con perspectiva, en Skopie se está construyendo a muy buen ritmo y con un estilo retro. Lo que no es muy común en otras ciudades europeas”, comenta la historiadora Lucija Kirovska.

Como toda capital, la ciudad cuenta con edificios modernos. Muchos de ellos levantados después del terremoto de 1963 que destruyó Skopie, dejando sin hogar a unas 200.000 personas. Su ciudadana más famosa, María Teresa de Calcuta, tiene aquí un monumento a su memoria.

“Mis abuelos decían que antes del terremoto la ciudad era mucho más bonita. Prácticamente se está reconstruyendo entera. El gobierno y el ayuntamiento están intentando conseguir que la ciudad recupere el mismo aire que tenía hace 50 años, pero dándole un toque moderno al conjunto”, relataba el periodista Dimitar Antanasovski.

Y como Skopie es una ciudad monumental no podían faltar las estatuas que llenan su casco viejo.

Parece que en Skopie el enfasis se haya puesto en recuperar el estilo del pasado, pero al mismo tiempo se ve que la ciudad es moderna y que se está forjando una nueva identidad.

Aunque no todo es tan reciente. El monumento más importante de la ciudad tiene siglos de historia.

“Estamos en el Kamen Most, un lugar que une las dos partes de la ciudad. La primera mención a este puente data de 1366, en los textos del Zar Dusan”, cuenta Kirovska.

Cruzando el puente se llega al Gran Bazar que transporta al visitante a la época del gran Imperio Otomano.

Uno de los históricos placeres de los macedonios es el buen café y la ciudad esta llena de lugares donde relajarse con la compañía de una buena taza.

La música y los parques pretenden ser una de las señas de identidad de una ciudad llena de culturas diferentes, como apunta Antanasovski.

“Si respetamos a los habitantes de aquí, y estoy hablando de macedonios, albaneses, turcos y otras nacionalidades, vivimos en una cultura multiétnica y trabajamos juntos, tendremos una vida estupenda”.

El ocio y el deporte llenan la vida de los habitantes de Skopie desde pequeños.

La ciudad también permite respirar un poco de aire puro en un lugar espectacular, el Cañon Matka.

“Para estar seguros de que todo el mundo se beneficia de la transformación del país, los macedonios han entendido la necesidad de contar con un motor económico potente. Éste será el siguiente capítulo de Macedonian life, no se lo pierdan la próxima semana”, Seamus Kearney, Euronews.