Última hora

Última hora

Cortejo fúnebre en el pelotón del Giro

Leyendo ahora:

Cortejo fúnebre en el pelotón del Giro

Tamaño de texto Aa Aa

Minuto de silencio en Génova. El Giro de Italia ha rendido este martes homenaje a Wouter Weylandt, el corredor del Leopard que murió en el descenso del Passo del Boco. Su equipo, encabezado por Tyler Farrar, íntimo del fallecido, ha guiado al pelotón hasta Livorno, como si de un cortejo fúnebre se tratara, ya que la etapa ha sido meramente testimonial.

Weylandt pasará a la historia del ciclismo como un corredor de los pies a la cabeza, sacrificado hombre de equipo y experto en las pruebas clásicas. Pese a su edad era un veterano, por eso nadie se explica que haya perdido la vida en un descenso como el del Passo del Boco, muy técnico, pero no demasiado expuesto para un profesional.

Sin embargo, un despiste, un ligero impacto contra las protecciones de la carretera con la consiguiente pérdida de equilibrio desembocó en el triste desenlace que ya conocemos. Tenía sólo veintiseis años y esperaba su primer hijo para el mes de septiembre.

Su destino recuerda al de otros grandes corredores que se dejaron la vida en la carretera. El último fue el italiano Fabio Castellari, que falleció en 1995 tras una mala caída en el tour de Francia.