Última hora

Última hora

DSK: próximas etapas judiciales

Leyendo ahora:

DSK: próximas etapas judiciales

Tamaño de texto Aa Aa

Culpable o no, Dominique Strauss-Kahn no ha recibido trato de favor. Grande entre los grandes de este mundo, de un día a otro le han exhibido esposado en comisaría y esperando turno ante un tribunal con delincuentes comunes.

Pero las imágenes que han dado la vuelta al mundo no son ni ilegales ni chocantes para la justicia estadounidense.

Porque en Estados Unidos, lo que prevalece es la libertad de expresión y no la protección del presunto inocente, como en Francia, por ejemplo.

Y no es la única diferencia entre el sistema judicial estadounidense y los diferentes sistemas judiciales en Europa. Estas son las etapas por las que ha pasado y tendrá que pasar Dominique Strauss-Kahn:

La primera etapa es la denuncia. El denunciante, simple ciudadano o poderoso, poco importa, pone su denuncia, que es examinada inmediatamente por la policía que la transmite a su vez a la fiscalía.

Durante la etapa de la lectura del acta de acusación, un juez decide si el acusado puede ser liberado bajo fianza o, como sucedio ayer en el caso de DSK, encarcelado provisionalmente.

Si el acusado se declara culpable, hay un acuerdo entre la defensa y la acusación. Si no, el caso queda en manos del gran jurado.

La acusación oficial es el siguiente paso. Ese gran jurado de entre 16 y 23 ciudadanos, se reúne para escuchar los argumentos de la fiscalía y eventualmente los de la presunta víctima y los del acusado.

En esa sesión se decide si la causa es suficiente para proceder a un juicio.

El Tribunal Supremo se encarga entonces de la presentación formal de cargos. El proceso es el último paso.

En el juicio, fiscalía y defensa presentan sus argumentos ante un jurado popular de 12 ciudadanos

La sentencia puede ser muy elevada porque rige la acumulación de penas.

Los cargos que se le imputan a DSK son crímenes de carácter sexual, muy castigados en Estados Unidos.

Otra particularidad del sistema es que la fiscalía sólo reune las pruebas de culpabilidad, por tanto corresponde a la defensa demostrar la inocencia de su cliente.

Para ello, los abogados disponen de importantes medios financieros y de detectives privados encargados de llevar a cabo una contra- investigación.

Con la acumulación de penas, Strauss Kahn puede ser sentenciado a hasta 74 años de cárcel, pero en cualquier momento puede cambiar su línea de defensa y declararse culpable. En ese momento, se negociaría un acuerdo con la acusación que le evitaría el proceso, pero no el oprobio.