Última hora

Última hora

Protestas minoritarias en el G8

Leyendo ahora:

Protestas minoritarias en el G8

Tamaño de texto Aa Aa

No es la imagen a la que nos tiene acostumbrados el G8. Lejos de los movimientos “contracumbre” como el de Génova en 2003, a los que llegaron a asistir 50.000 personas, este jueves en Caen, con dos ceros menos, 500 manifestantes han pedido un mundo más justo en el que los ricos no decidan por todos. El despliegue policial ha sido desproporcionado.

Tampoco en la localidad portuaria de Le Havre han conseguido llamar la atención, concentrándose en este caso en contra de la energía nuclear.

A 60 kilómetros está Deauville, centro de reunión del G8, estos días es una burbuja inaccesible.

La ciudad se ha cerrado para los más de 3.000 miembros de las delegaciones y periodistas, protegidos por 12.000 policías y militares.

Pero hecha la ley, hecha la trampa. Apenas una decena de miembros de varias ONG’s consiguieron llevar sus peticiones al interior de la cumbre.

“El mensaje principal es que las promesas que hizo el G8 en 2005, para asegurar el acceso universal a tratamientos contra el sida, no se han cumplido. Hoy sólo un tercio de los que necesitan el tratamiento tienen acceso a él.”

Es una de las principales críticas que recibe este grupo de líderes mundiales. Muchas veces sus decisiones no se llevan a la práctica. El tratamiento, dicen, costaría 20 veces menos que los planes de rescate a los bancos de 2008 y 2009.