Última hora

Última hora

La primavera árabe se endeuda con el G8

Leyendo ahora:

La primavera árabe se endeuda con el G8

Tamaño de texto Aa Aa

Sobre todo Túnez y Egipto cuyos primeros ministros han sido los invitados de honor del anfitrión, el presidente francés. Nicolás Sarkozy confirmó la aportación de 28.000 millones de euros, la mayoría en concepto de préstamos.

Sobre el conflicto libio, el papel mediador de Rusia no ha quedado muy claro, para Sarkozy en más bien un asunto franco-británico.

“Cuando llegue el momento adecuado, Alain Juppé y yo iremos a Bengasi, pero deseamos que esa visita sea una visita de trabajo para reunirnos con todos aquellos que quieren reconstruir la Libia democrática futura”, dijo Sarkozy.

El G8 también ha querido recompensar a las tímidas democracias africanas como Guinea, Níger y Costa de Marfil que han pedido más 20.000 millones de euros. Los países más pobres tienen presente las históricas promesas, ahora olvidadas, del G8 de 2005 a cerca del desarrollo en África subsahariana.

Deauville ha sido la cumbre de la primavera árabe.

“Egipto y Túnez se convierten en los primeros miembros de la llamada ahora Cooperación de Deauville. Una iniciativa del G8 lanzada durante esta cumbre para apoyar la transición democrática en Oriente Medio y en el norte de África. La incógnita ahora es saber cuál será el próximo país participante”, comenta el enviado especial de Euronews, Miguel Sardo.