Última hora

Última hora

Los agricultores holandeses y españoles sufren el colapso de sus exportaciones hortofrutícolas

Leyendo ahora:

Los agricultores holandeses y españoles sufren el colapso de sus exportaciones hortofrutícolas

Tamaño de texto Aa Aa

Todo ello pese a que Alemania exculpó a los pepinos españoles del brote de la variante letal de la bacteria Escherichia Coli enterohemorrágica, una semana después de que les señalara como los causantes de una infección masiva que ha provocado 15 muertos hasta ahora.

La paralización de pedidos desde países centroeuropeos como Alemania, Austria o Bélgica, así como de Reino Unido y Rusia provocarán centenares millones de euros de pérdidas semanales.

La responsable de Sanidad de la ciudad-estado de Hamburgo, Cornelia Prüfer-Storks, que fue la que culpó inicialmente a los pepinos procedentes de Andalucía, rectifica. Afirma que esas hortalizas no son la fuente del brote infeccioso: “Puedo decir que hasta el momento dos de los cuatro pepinos en los que encontramos escherichia coli patógena no eran del tipo 0104 lo que explica las serias complicaciones de la enfermedad aquí en Hamburgo”.

Aumentan los perjuicios para la economía agrícola española porque Estados Unidos ha ordenado revisar las importaciones de pepinos, tomates y lechugas que provengan de España.

Sigue sin identificarse la fuente del brote infeccioso. Pero la crisis es en cadena. Más del 90 % de los productos hortofrutícolas españoles se transportan a los mercados europeos por carretera.

Los camioneros españoles calculan en 15 millones de euros las pérdidas ocasionadas al sector del transporte por la prohibición de entrada de productos hortofrutícolas en diferentes

países europeos.