Última hora

Última hora

La oposición siria adopta a un niño muerto por la policía como símbolo de la rebelión

Leyendo ahora:

La oposición siria adopta a un niño muerto por la policía como símbolo de la rebelión

Tamaño de texto Aa Aa

La oposición siria se une en las calles junto a un símbolo, el niño Hamza al-khatib, de 13 años. Su familia denuncia que murió torturado por la policía del régimen. Cuando abrieron el féretro comprobaron que el niño había sido quemado, tiroteado y mutilado.

Un golpe a las conciencias que lamina las reformas legislativas del presidente Bachar el Asad para apaciguar la rebelión popular en la que ya han caído en torno a las mil personas.

Solo ayer murieron en las calles de Siria al menos cuarenta personas tiroteadas por la policía en un intento del gobierno de Damasco de aplastar las protestas.

La oposición se ha reunido en Turquía para aunar esfuerzos: “Cada vez más gente se une a las protestas, más gente está harta asegura Radwan Ziadah, director del Centro Sirio de Estudios Políticos y Estratégicos incluso entre sus partidarios la gente decide salir a la calle contra la brutalidad del régimen sirio y hemos visto cómo el niño Hamza al-Khatib se ha convertido en un icono de la revolución siria”.

El presidente, Bachar al Asad, ha formado un organismo para comenzar un diálogo nacional. La oposición contra el gobierno de Damasco lo ha rechazado de plano. Reclama su salida inmediata del poder.