Última hora

Última hora

Animales en el monstruo nuclear de Japón

Leyendo ahora:

Animales en el monstruo nuclear de Japón

Tamaño de texto Aa Aa

La última amenaza en Fukushima camina a cuatro patas. Las imágenes de dos perros y un gato entrando en las áreas afectadas de la central nuclear han hecho saltar las alarmas.

La zona de exclusión impuesta por el gobierno apartó a los humanos del riesgo de radiación, pero muchos de ellos tuvieron que abandonar a sus mascotas, entre las que podría haber unos 6000 canes. Suficientes para alertar del peligro de transmisión de la radiación o mutaciones en los animales.

Los técnicos de Tepco, la operadora de Fukushima, admiten que la prioridad ahora es otra. “Estamos actualmente centrados en restituir la planta. Así que mientras los perros y otros pequeños animales entran, no tenemos recursos para actuar”, explica Junichi Matsumoto, uno de los administradores de la compañía.

Además, los encargados aseguran que los trabajadores no tienen como cometido afrontar esta situación. El país continúa inmerso en la peor catástrofe nuclear de su historia.