Última hora

Leyendo ahora:

Los agricultores europeos, indignados


internacionales

Los agricultores europeos, indignados

La agricultura española no ha sido la única afectada por la crisis del E. coli. Europa pierde toneladas de cosechas y millones de euros.

Los productores intentan hacer frente vendiendo a precios más bajos. Poco más pueden hacer. “Es indignante, somos rehenes en una situación en la que no tenemos la palabra. No hemos podido hacer nada, sólo vemos cómo no podemos vender nuestros pepinos”, dice Jacob Soegaard Nielsen, campesino danés.

Rumanía exportaba a la República Checa y Alemania. La recogida continúa, pero los pepinos no se venden. Recuperar la confianza llevará tiempo.

“Cada día cosechamos entre 200 y 300 toneladas de pepinos y las traemos aquí. No hay ventas, ya no exportamos. Perdemos 100.000 euros al día”, dice Petre Scorovel, productor rumano.

Al coste de la producción no vendida hay que sumar el de la destrucción. En España no es gratis llevar las hortalizas al vertedero. “Hay una sobresaturación de género. Mal vendido, se tira mucho, en origen están tirando barbaridades… estamos peor que estábamos”, opinaba un hombre en el mercado.

Alemania era el principal destino de las hortalizas españolas, se exportaban por valor de más de 400 millones de euros al año. La crisis va más allá. Está afectando también a camioneros, fabricantes de envases y semilleros.

Libia

Ataque de la OTAN al palacio de Gadafi a plena luz del día