Última hora

Última hora

Donald Kaberuka: "Las revoluciones en África restarán un 2% al PIB"

Leyendo ahora:

Donald Kaberuka: "Las revoluciones en África restarán un 2% al PIB"

Tamaño de texto Aa Aa

La gente piensa que este podría ser el siglo de África. El continente ha afrontado relativamente bien la recesión global y las predicciones del Fondo Monetario Internacional le auguran un crecimiento más importante que Sudamérica.

Donald Kaberuka, el presidente ruandés del Banco de Desarrollo Africano, integra la élite que toma importantes decisiones para modificar la imagen de una África pobre y con conflictos hacia un nuevo y emprendedor continente.

euronews lo ha entrevistado y preguntado sobre la evolución de la economìa africana. ¿Está África abriéndose a los negocios?

Annibale Fracasso, euronews: El aumento de los precios del petróleo y de los alimentos amenazan con desbaratar los esfuerzos del Banco de Desarrollo Africano para impulsar la recuperación desde una economía en crisis. ¿Qué puede hacer su organismo para reducir estos efectos?

Donald Kaberuka, presidente del Banco de Desarrollo Africano: “Tiene usted razón. El incremento de los precios es un elemento más de vulnerabilidad. Pero hemos construido un colchón suficiente para resistir esta sacudida. Deseo que la situación internacional se mantenga benigna y confio en que podremos seguir generando progreso”.

euronews: La sede del Banco de Desarrollo Africano se encuentra en Túnez, donde se vivió la Revolución de los Jazmines. ¿Qué impacto espera que tengan las revoluciones árabes en África?

Donald Kaberuka: “Primero de todo, es un efecto positivo. En el sentido de que se envía un mensaje sobre la forma de gobernabilidad ya que, de no ser así, no se puede tener una economía suficientemente resistente. Segundo, si se mira a África en su conjunto, las revoluciones costarán alrededor del dos por ciento del Producto Interior Bruto. Si se excluye el norte de África, el crecimiento ronda el seis por ciento. Si se incluye, se queda en el cuatro por ciento. Creo que es un fenómeno temporal, una pérdida temporal de producción como consecuencia del triunfo de las revoluciones. Confío en que encontraremos una salida a este corto periodo”.

euronews: Muamar el Gadafi siempre se presentó como el hombre que otorgaba a África un liderazgo en el mundo. Cuando se convirtió en el presidente de la Unión Africana, gastó mucho dinero en su desarrollo económico. Ahora, está matando a su propia pueblo. ¿Qué lección deberían sacar los líderes africanos?

Donald Kaberuka: “No sé si Gadafi hablaba en nombre de África. Lo podía decir, pero no estoy seguro de que se gastara mucho dinero en el desarrollo africano. Creo que esta historia se ha exagerado. Lo importante es que haya una solución rápida para Libia porque el pueblo libio se lo merece y, cuanto antes se encuentre, antes podrá reconstruir su país. ¿Cuáles son las lecciones para los líderes? Se comprueba que, en el mundo de internet y Twitter, la gente sabe lo que pasa en otras partes del mundo. Y mantener un régimen omnipresente cada vez es más difícil”.

euronews: Los líderes de las naciones del G8 han prometido veinte mil millones de dólares para las reformas democráticas en Túnez y Egipto. La mayoría serán en incentivos y la reducción de la deuda. ¿Pero no es necesario dinero real para apoyar a las democracias?

Donald Kaberuka: “Hay una combinación de cosas que hacer en el Norte de África. Los norteafricanos no buscan ayuda básica permanente. Buscan oportunidades de crédito, ayuda para el sector privado, asistencia a su deuda y, por supuesto, presupuesto. Algo que estamos haciendo. Mi lectura de las conclusiones de la cumbre del G8 es una combinación de estos instrumentos. Lo importante para mí es que deberíamos trabajar juntos, con la ambición común de apoyar la transición en el Norte de África. Es bueno para África, bueno para el mundo árabe y bueno para el norte y sur del Mediterráneo”.

euronews: Al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le gustaría lanzar un Plan Marshall africano. ¿Qué rol tendrá este país en la financiación de los futuros programas para África?

Donald Kaberuka: “Estados Unidos es tradicionalmente uno de los mayores socios de Africa. Es el mayor contribuyente no africano del Banco de Desarrollo Africano, el Banco Mundial y otras muchas instituciones. Por supuesto que no ignoramos los desafíos de economías como la norteamericana y otras de la zona euro”.

euronews: ¿Cuál es el papel de China en África?

Donald Kaberuka: “Mi opinión sobre las inversiones de China en África es muy positiva. Pero, tal como dije, los socios tradicionales recuerdan a los nuevos que ellos todavía representan alrededor del 70 por ciento del comercio con África y un 80 por ciento de la ayuda. Por ello, las alianzas que buscamos son con nuestros socios tradicionales, los países emergentes amigos y también en el interior mismo de África. Y lo que alentamos es una cooperación a estos tres niveles”.

euronews: ¿Cree que es el momento para una nueva estrategia de la Unión Europea con África?

Donald Kaberuka: “Cuando tiempo atrás acudí a la cumbre de Lisboa entre la Unión Europea y África, creo que los resultados fueron bastante satisfactorios. Pero como africano, lo que me interesa es una nueva dinámica en nuestras relaciones con Europa. África es el vecino más próximo de Europa, con una larga historia, y de lo que se trata ahora es de cambiar el decorado de esta relación. Es decir, cómo podemos lograr una situación en que ganen las dos partes como ocurre con China, cómo las empresas europeas pueden ver a África como una oportunidad, cómo podemos trabajar juntos para destapar el potencial del continente. Esto sería bueno para Europa, especialmente ahora. Solo hay que pensar en el efecto que tendría en Portugal, España, Italia y otros países de la costa mediterránea si el sur fuera una zona próspera”.

euronews: Pero antes de llegar a acuerdos de desarrollo, la Unión Europea quiere reformas políticas en África…

Donald Kaberuka: “No le corresponde a los europeos hacer las reformas políticas en África, como no les corresponde a los africanos hacer las reformas políticas en Europa. Aunque haya países europeos donde sean necesarias reformas políticas. Lo que quiero decir es que los propios africanos están buscando sus propias reformas. La revolución en Túnez no se produjo porque la pidieran los europeos. La hicieron los tunecinos. Algunos me dijeron que los europeos no les ayudaron mucho. No creo que sea un problema extender la agenda para estos cambios. Hay que saber reaccionar a estas demandas y no perjudicar el proceso de cambio”.