Última hora

Última hora

El Foro Mundial Económico Islámico apuesta por el desarrollo

Leyendo ahora:

El Foro Mundial Económico Islámico apuesta por el desarrollo

Tamaño de texto Aa Aa

Desde que se declaró independiente de la Unión Soviética en 1991, Kazajistán ha multiplicado su Producto Interior Bruto por doce. Este enorme país centroasiático, noveno del mundo en cuanto a superficie, está ganando protagonismo en la región: acaba de acoger el Foro Económico Mundial Islámico, y asumirá la presidencia de la Organización de la Conferencia Islámica.

Al Ministro de Exteriores, Yerzhan Kazykhanov le gustaría ver a otros países islámicos seguir su camino hacia el progreso. “La voz de los países islámicos moderados que se pueden centrar en el desarrollo económico, en mejorar la calidad de vida de su población, de sus ciudadanos, tiene que ser una voz fuerte, incluso más fuerte que las voces que defienden a los extremistas y sus ambiciones”.

El Foro Económico Mundial Islámico pretende ser una plataforma para aquellos interesados en una economía de mercado y una sociedad civil tolerante. Su presidente, Tun Musa Itam, dice que los musulmanes no deberían desperdiciar su tiempo y energía discutiendo sobre religión. “Insisto en que en el Foro Económico Mundial Islámico no hablamos de política, ni de ideologías, ni de religión, ni de espiritualismo. Si quiere hablar de eso, tendrá que irse a otra parte. Si estás con nosotros, sólo hablamos de desarrollo.”

En este Foro, el presidente de Kazajistán Nursultan Nazarbayev, sorprendió a la audiencia criticando un cierto conservadurismo en el mundo musulmán. “¿Dónde están las universidades del mundo islámico en la lista de las 100 mejores del mundo?”, preguntó irónicamente. “¿Dónde están los Premios Nobel islámicos? ¿Dónde está nuestra innovación, investigación y tecnología?”

Mujeres de negocios de todo el mundo islámico se reunen aquí para compartir experiencias y para animar al resto a ser más competitivas, en los negocios y en la sociedad. Según la Ministra de la Mujer de Malasia, Shahrizat Abdul Jalil, ningún país puede tener éxito si bloquea el desarrollo y la creatividad de la mitad de su población. “Si haces un seguimiento del progreso de los países musulmanes, éste depende del gobierno, del liderazgo y de la gente. Si eliges empoderar a las mujeres, el Islam es una herramienta fantástica. Pero si eliges no hacerlo, puedes utilizar la religión como un obstáculo.”

Desde una perspectiva europea, hay mucho que ganar en un mundo islámico más abierto y tolerante, lo ha dicho el Presidente del Club de Madrid y ex primer ministro holandés Wim Kok. Cree que el desarrollo puede llevar a una situación en la que las diferencias culturales sean irrelevantes. “La mejor manera de seguir adelante es tener el diálogo abierto y mostrar realmente el interés de uno y otro e intentar obtener un beneficio mutuo a través de la cooperación. Porque en esta sociedad global interconectada que estamos viviendo no nos podemos permitir, ninguno de nosotros, el lujo de hacerlo solos. Necesitamos unir fuerzas y entendernos unos a otros, te guste o no. Y a mi me gusta.”

Como han demostrado las reuniones en Astaná, los países musulmanes tienen los instrumentos para hacer avanzar a sus sociedades. Ahora, tienen que utilizarlos.

euronews: “Los participantes del Foro Mundial Económico Islámico han subrayado una cosa: no quieren dejar el futuro del siglo XXI en manos de Estados Unidos, China y la India. Por eso están decididos a invertir en modernización. Kazajistán es el perfecto ejemplo. No ven lugar para el extremismo político y religioso.”