Última hora

Última hora

"Cuadros de Virtuosos" en Schönbrunn

Leyendo ahora:

"Cuadros de Virtuosos" en Schönbrunn

Tamaño de texto Aa Aa

Schönbrunn, la que fuera la residencia veraniega de los Hamburgo se viste de gala cada verano.

El conocido también como Versalles vienés acoge, un año más, el concierto de la Orquesta Filarmónica de Viena.

El programa incluye obras de Liszt , Paganini y Mussorgksy, todas bajo la temática “cuadros de virtuosos”.

Propuestas servidas con la intensidad que caracteriza la batuta del maestro ruso Valery Gergiev.

Valery Gergiev: “Es mucho más que ser feliz, cuando dirijo la Filarmónica de Viena me siento… el decorado, este entorno fantástico engrandecen este sentimiento pletórico. Es una emoción inmensa. Hay algo de misterioso al actuar delante de un público tan numeroso”.

Una audiencia que, en raras ocasiones, tiene el privilegio de asistir a este tipo de eventos.

Wolfgang Breinschmid, flautista: “Creo que es una buena idea organizar, al menos, un concierto gratis al año. Nuestra orquesta tiene una imagen de ser elitista y cara. Disfruto realmente tocando delante de gente que, quizás, no podria acudir a nuestros otros conciertos.”

Este concierto es, al mismo tiempo, un mega espectáculo difundido en más de 60 países. De ello se encarga la directora Karina Fibich: “para poner en marcha este concepto tienes que comprender la música. Un director de orquesta puede leer las partituras, en mi caso, todo está en la mesa de mezclas, pruebas ideas y si no funcionan cambias hasta obtener un resultado.”

Retransmitir en directo este concierto, sin perder detalle, es possible gracias a la CamCat, una cámara que puede filmar un área de quinientos metros de largo. Karina Fibich utiliza 14 cámaras simultáneamente.

El programa incluye el Concierto para violín número 1 del maestro Paganini. En su época se rumoreaba que había vendido su alma al diablo a cambio de de un virtuosismo admirable, reinterpretado con destreza por el violinista austríaco Benjamin Schmid: “cuando la Orquesta Filarmónica de Viena comienza es como sentir el galope de centenares de caballos detrás de ti, desprende tanta energía y entusiasmo con cada nota que acaba envolviéndote.”

El concierto, bajo la temática “cuadros de virtuosos” sigue su curso con la famosa suite de 15 piezas, compuesta por Modest Músorgski.

Valery Gergiev: “Musorgsky fue un músico tan brillante que incluso los cantantes de pop actuales, además de otros compositores de hace 20, 50 o 70 años, se han reapropiado su obra. Su música es tan envolvente… Sientes algo imposible de describir. No se trata de un concierto cualquiera. Es una de las esas raras ocasiones en las que tenemos la posibilidad de poner al servicio de tanta gente tanta maestría.”

En esta edición puedes escuchar el siguiente repertorio:

“Concierto para violín número 1” de Paganini.

“Preludios” de Franz Liszt.

“Cuadros de una exposición”, compuesta por Modest Músorgski.