Última hora

Última hora

Alberto de Mónaco: "ella podrá seguir su propio camino"

Leyendo ahora:

Alberto de Mónaco: "ella podrá seguir su propio camino"

Tamaño de texto Aa Aa

55 años después de la denominada como boda del siglo entre el Príncipe Rainiero y Grace Kelly, el príncipe Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock se dan el sí quiero acaparando la atención de los medios de comunicacion del mundo entero.

Entrevista de Isabelle Kumar para Euronews

Euronews: Vuestro matrimonio significa un nuevo capítulo en la historia de Mónaco, quizás el retorno a una época gloriosa, ¿lo ven así?

Alberto de Mónaco: “Por supuesto, las cosas serán un poco diferentes, aunque no en ese sentido. Obviamente, tendremos la oportunidad de hacer cosas en familia, Charlene deberé cumplir con los compromisos de su nuevo papel y deberá apoyarme en mis deberes de Príncipe, pero, también, podrá seguir su propio camino, hacer lo que ella desea. Y en ese sentido las cosas serán un poco diferentes.”

Euronews: ¿Se ha imaginado ya caminando hacia el altar? ¿En qué pensará usted?

Charlene Wittstock: “Bueno aún parece lejos, y, problamente, en ese momento pensaré: ¿ya estamos aquí? No sé, no puedo decirle lo que me pasará por la cabeza ese día o lo que pensaré después o lo que hará más tarde. Me estoy preparando para ese momento y, ¿sabe usted? los pensamientos, los sentimientos cambian así que nadie puede saber cómo se sentirá. Pero estoy segura que todo irá bien.”

Alberto de Mónaco: “No se trata tanto de ir hacia el altar o la ceremonia en sí, sino de esos días, yo pensaré mucho en mis padres que no están físicamente con nosotros, pero creo, sinceramente, que, de alguna manera, nos acompañarán durante la celebración y, por supuesto, todo el mundo les tendrá presente en su corazón y en su mente.”

Euronews: Retrocedamos en el tiempo, si no es demasiado atrevido, ¿cómo le pidió la mano a su prometida?

Wittstock: “No tienes por qué contarlo todo …”

Alberto de Mónaco: “Voy a contarlo. Fue un poco como una sorpresa, en aquel momento ella no lo esperaba. Puede que hubiera pensado que algo así pasaría, pero no aquel día.”

Wittstock: “No me lo esperaba, pero así pasó.”

Euronews: ¿Fue realmente una sorpresa?

Wittstock: “Sí, fue una gran sorpresa, en aquel momento me sentía como … oh, creo que acabo de prometerme, hmm. Me dije, vale no tienes que pensar en ello, creo que me iré de compras.”

Euronews: Usted habla de la familia: ¿piensa tal vez en el ruido de pequeños pasos en los alrededores del palacio?

Wittstock: “En lo que a mi me concierne, claro que sí. Creo que ambos deseamos tener hijos. ¿Pronto? no estoy segura. Pero lo sabrán en breve.”

Euronews: Son una pareja ordinaria en muchos aspectos, ¿riñen como las demás?

Alberto de Mónaco: “No nos peleamos mucho, pero ya sabe, siempre hay algún comentario que hacer, pequeñas conversaciones, actitudes…”

Wittstock: “Creo que uno de nuestros recuerdos más bonitos fue cuando fuimos a dar una vuelta en coche un día a eso de las doce de la noche y nos dedicamos a recoger basuras. Alberto llevaba un guante y una bolsa en el coche, así que cuando vemos algo tirado en el suelo, nos paramos y lo recogemos, así trabajamos para la comunidad aunque sea por una noche. Fue muy divertido. La gente no sabía que demonios estábamos haciendo, fue extraño.”

Euronews: “¿Y de qué otra manera se divierten? Ambos son muy deportistas, ¿nadan juntos?

Wittstock: “Sí, claro”

Alberto de Mónaco: “Hacemos muchos actividades fuera.”

Wittstock: “Creo que soy una buena profesora.”

Alberto de Mónaco: “Por supuesto, practicamos muchos deportes, nos vamos de excursión juntos y con amigos. Pero, ¿sabe? los momentos privados, en los que realmente podemos ser nosotros mismos, son importantes puesto que puedes comportarte con normalidad no sólo con la persona con la que compartes tu vida sino con las personas que son importantes para ti. Para mi esos son los momentos verdaderamente importantes.”

Euronews: El lugar elegido para la luna de miel, ¿es secreto?

Wittstock: “¿Y por qué no se lo contamos ahora al mundo entero?”

Euronews: ¿Qué es lo que más desea ahora?

Wittstock: “Reposo y relajación”

Alberto de Mónaco: “Sí, un poco de reposo después de la boda. Iremos a Sudáfrica durante unos días que serán un poco cargados puesto que asistiré a la sesión del Comité Olímplico Internacional en Durban. Asistiré a las reuniones durante tres días pero tendremos tiempo por la noche para ver a muchos de nuestros amigos del mundo olímpico, también, podremos ver a otros amigos y pasar un tiempo con la familia de Charlene que vive en Sudáfrica. Será una gran ocasión para ella y luego nos esperan aventuras aún desconocidas.”