Última hora

Última hora

Los precios de los alimentos seguirán altos en  2012

Leyendo ahora:

Los precios de los alimentos seguirán altos en  2012

Tamaño de texto Aa Aa

Comer. Nada más natural para el 85% de la población mundial. Pero para el 15% restante, es una lucha cotidiana que se complica aún más cuando suben los precios de los alimentos.
 
Precisamente la situación actual: desde hace unos meses, el precio de las materias primas se dispara. 
 
Según la FAO, los precios de los alimentos de base seguirán siendo elevados y volátiles en 2012.
Una situación difícil que afecta a todo el mundo de América a Asia pasando por Europa y África, pero especialmente problemática para los países más pobres.
 
 
Las condiciones meteorológicas hacen la producción incierta. A principios de año, la extrema sequía en China, principal productor mundial de trigo, hizo que se disparara el precio de ese cereal.
 
A eso se añade la falta de transparencia de las reservas y de la producción de productos agrícolas.
 
 
En 2011, el precio de los cereales ha vuelto a batir un nuevo record: en cuestión de un año, ha llegado a aumentar un 71%.
 
Lógicamente, también la factura de las importaciones alimentarias alcanzará cifras sin precedentes este año: 1,29 billones de dólares, es decir, un aumento del 21% con respecto al año pasado.
 
Los países más dependientes serán los más afectados; pagarán hasta un 30% más por sus importaciones de alimentos.
 
 
Los más dependientes son los países africanos, algunos países de ese continente destinan hasta el 20% de su PIB a la importación de alimentos.
 
Pero la malnutrición afecta también a países emergentes, como la India o Indonesia, donde la demanda aumenta sin cesar, y seguirá haciéndolo en el futuro, contribuyendo a la explosión de los precios, como el fenómeno de la especulación, que sin ser el único responsable, acentúa la volatilidad de los precios agrícolas.
 
Para enfrentarse a ese problema, los países del G-20 han previsto establecer un control de la oferta mundial de cereales.
 
Aunque en 2011 no se han vivido revueltas del hambre como hace tres años, las revoluciones en Túnez y Egipto partieron de protestas contra la subida de los precios del pan.