Última hora

Última hora

Grecia en estado de "depresión colectiva"

Leyendo ahora:

Grecia en estado de "depresión colectiva"

Tamaño de texto Aa Aa

Crisis. Los griegos están saturados de oír esta palabra de origen griego.

Ahora se enfrentan a un dilema, también una palabra griega: Elegir entre la austeridad que exigen la Unión Europea y el FMI o la bancarrota.

Una situación macroeconómica que se traduce en unas condiciones de vida muy difíciles en el día a día.

Dimitris Filippas era jefe de Marketing de una marca italiana de coches. Hace dos años le despidieron. A los cincuenta, teme no volver a encontrar trabajo.

“Lo peor es, principalmente, sentir que soy viejo. Desgraciadamente ven tu fecha de nacimiento en el currículum, 16 del doce del 61 y dicen: es un viejo, no lo queremos. Sentir que no te quieren es una situación de sufrimiento” explica el señor Filippas.

Además del paro, agravado por los planes de austeridad, el poder adquisitivo de los griegos se ha desplomado. Muchos ven la emigración como única salida.

Las consultas de psiquitaría han aumentado un 30 por ciento debido a la crisis, y no es sólo una cuestión de edad, como aseguraba Dimitris. Los jóvenes tampoco lo tienen mucho más fácil.

Grecia debe implementar un segundo plan de austeridad para acceder al crédito que necesita desesperadamente, pero la austeridad estrangula la economía. El profesor Yorgos Katrougalos cree que es mejor la bancarrota: “Habrá un periodo incluso peor que el actual, pero creo que sería una solución mejor, porque será una salida a la situación actual, porque ahora la deuda es tan grande que es perfectamente inviable”.

El PASOK del primer ministro Yorgos Papandreu se está dejando la piel para conseguir el préstamo. La diputada socialista Elene Panaritis explica por qué: “La opción de a bancarrota significa quedarnos sin dinero, completamente. Y en este punto no seremos capaces de pagar salarios. Nos quedaríamos sin servicios públicos”.

El dilema griego es aceptar las nuevas medidas de austeridad y el sufrimiento que provocarán o labancarrota, con todo el sufrimiento que provocaría.

Una situación de ‘jaque mate’ que se refleja en los ciudadanos.

Olaf Bruns, redactor de lengua alemana de euronews, explica desde Atenas: “Un ateniense me describía el estado de ánimo de sus compatriotas como una ‘depresión colectiva’. Otros simplemente hablan de rabia y prometen manifestaciones aún mayores cuando el Parlamento vote las nuevas medidas de austeridad”.