Última hora

Última hora

Mónaco se engalana: comienza la cuenta atrás

Leyendo ahora:

Mónaco se engalana: comienza la cuenta atrás

Tamaño de texto Aa Aa

Hacía tiempo que Mónaco no disfrutaba de tanto interés mediático. Primero fueron William y Kate, ahora le toca al príncipe Alberto y a la ex nadadora sudafricana Charlene Wittstock. Cinco años oficiales de noviazgo culminarán con dos ceremonias, una civil el próximo viernes 1 de julio y otra religiosa al día siguiente.

El Principado ha decretado que esos dos días sean festivos y por todas partes ondean ya las banderas oficiales de Mónaco, por el novio; de Sudáfrica, por la novia, y la del emblema oficial de la boda, porque engalana. Y aunque las comparaciones son odiosas, imposible no acordarse de Grace.

Según una periodista, “seguro que ella misma ha estudiado todas y cada una de las fotos de Grace. Incluso si Alberto no se da cuenta, hay algo de ella en Charlene, en el hecho de que sea rubia, en su elegancia. Pero yo no veo Grace cuando la miro, porque Grace era única”.

Corría el año 1956 cuando Rainiero deslumbró al mundo casándose con la entonces actriz estadounidense Grace Kelly. Un cuento de hadas hecho realidad. El Príncipe y la bella. El encanto de aquella pareja no sólo llenó portadas. Sobrevivió a ambos y ha llegado hasta nuestros días.