Última hora

Última hora

Souvenirs para una boda

Leyendo ahora:

Souvenirs para una boda

Tamaño de texto Aa Aa

La boda entre Albert y Charlene es también una ocasión de impulsar el comercio del principado. Las tiendas de recuerdos quieren aprovechar la llegada de 200.000 personas con motivo del evento, pero los souvenirs ya empiezan a escasear, como sucede con objetos de decoración, vajillas y otros souvenirs elegantes y sobrios, pero con las iniciales de los futuros esposos.

Asi que para hacerse con un recuerdo, hay que hacerse con el sello conmemorativo. Se venderán 5 sellos especiales, que han requerido 5 meses de trabajo. El soberano ha seleccionado los diseños de 3 artistas.

Magali Vercesi, directora de la Oficina Filatélica:

“Es cierto que los grandes acontecimientos del principado ha sido siempre objeto de una emisión filatélica. Al príncipe Alberto le gustan los sellos.

Es uno de esos soportes sobre los que se puede ver las efigies de Charlene y Alberto.

En esta cervecería del puerto, la única que fabrica cerveza monegasca, el maestro François Pichon ofrecerá una exclusiva cerveza creada para la ocasión. Se producirán 8000 litros de una producción anual de 120.000 litros.

François Pichon, cervecero:

“Esta cerveza es rosa porque hemos usado frutos rojos para darle esa tonalidad. Concretamente hemos usado arándanos. Hace tres meses que elaboramos esta cerveza. Hemos hecho pruebas a pequeña escala para obtener la receta final y obtener los colores monegascos.”

“Aunque todo el mundo ha adoptado los colores monegascos, el rojo y el blanco, nadie olvida las raíces de la futura princesa. En esta pastelería se han fabricado dos macarrones: sus gustos, guayaba rosa de Africa del Sur y frambuesa con anís estrellado, todo un aperitivo de la gran boda”