Última hora

Última hora

Alemania ha dicho adiós al servicio militar

Leyendo ahora:

Alemania ha dicho adiós al servicio militar

Tamaño de texto Aa Aa

En virtud de la ley que entró en vigor el uno de julio, estos jóvenes alemanes fueron los últimos llamados a filas tras más de medio siglo de mili obligatoria el pasado tres de enero.

Desde ahora, sólo los voluntarios y los profesionales formarán parte de la “Bundeswehr”, el Ejército federal.

La reforma aprobada, conlleva la reducción del contingente actual de 220.000 soldados a un máximo de entre 170.000 y 185.000.

Fue el ex ministro de Defensa Karl-Theodore zu Guttemberg quien impulsó esta reforma encaminada a profesionalizar el Ejército alemán.

El pasado diciembre, el gobierno de Angela merkel la aprobó tras un largo proceso de debate entre las tres formaciones gubernamentales: CDU-CSU-FDP.

El principal escollo fue la presión interna ejecida por los cristianodemócratas, que sostenían que la reforma vulneraba el principio constitucional que liga a las fuerzas armadas con la sociedad alemana.

Una garantía de que el ejército, fundado en 1956, once años después de la derrota de la Alemania nazi, no pudiese convertirse en una fuerza elitista con su propio poder político.

El otro dogma, “nada de botas alemanas en suelo extranjero”, es decir, los soldados alemanes se limitan a defenderse y a defender las fronteras de la RDA, cayó el 24 de marzo de 1999, cuando el canciller Gerhard Schröder anunció a sus compatriotas que los soldados alemanes participarían en la misión de la OTAN en Kósovo.

Con un mandato de mantenimiento de la paz, los militares de la Bundeswehr pisan suelo extranjero por primera vez desde su creación. Los soldados entran en Kósovo el 12 de junio de 1999 através de la frontera de Macedonia.

Después fue Afganistán. Actualmente hay allí 4.970 soldados alemanes, cada vez más envueltos en operaciones peligrosas: 52 de sus soldados han muerto en el terreno.

Actualmente, la Bundeswehr puede desplegar en el extranjero 7.000 soldados, que pasarán a 10.000 con la reforma; aún muy lejos de los 22.000 y 30.000 que pueden desplegar el Reino Unido y Francia respectivamente.