Última hora

Última hora

Escándalo mediático en el Reino Unido

Leyendo ahora:

Escándalo mediático en el Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

Hasta Scotland Yard ha tomado cartas en el asunto. No es la primera vez que se cuestionan los métodos y la ética del tabloide británico “News of the World”, parte del imperio periodístico del magnate australiano Rupert Murdoch. Pero esta vez ya no hay poder público que no se haya llevado las manos a la cabeza.

Rebekah Brooks, la consejera delegada de News International, (casa madre del tabloide) ha prometido colaborar con la investigación policial, aunque se niega a dimitir pese a que era ella quien dirigía el dominical cuando, supuestamente, se realizaron escuchas ilegales para conseguir carnaza publicable. La Cámara de los Comunes tratará hoy en un debate especial si abrir o no una investigación pública.

El primer ministro británico David Cameron ha hecho alto durante su visita a Afganistán para calificar de “terribles” las acusaciones. “Lo que he leído es horrible, resulta chocante que alguien puediera hacer eso”, decía.

Los periodistas del dominical pincharon teléfonos de políticos, de famosos, hasta de familias de las víctimas de los atentados terroristas en Londres.

Según el líder de la oposición, Ed Miliband, “Rebekah Brooks debería examinar su conciencia, y estoy seguro de que esto ocurrió ante sus ojos. Pero también creo que no se trata de un sólo individuo, ya que sucedía de manera sistemática. ¿Por qué se permitió que ocurriera?”, se preguntaba.

La polémica ha alcanzado su cénit al trascender que el tabloide intervino incluso el contestador del móvil de una adolescente que había desaparecido permitiéndose borrar mensajes para que no se saturara, lo que hizo a la familia pensar que la chica, que había sido asesinada, seguía consultando su móvil.