Última hora

Última hora

Caso Murdoch: Cameron anuncia reunión urgente del Parlamento

Leyendo ahora:

Caso Murdoch: Cameron anuncia reunión urgente del Parlamento

Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro británico, David Cameron, ha anunciado una reunión de urgencia del Parlamento, el miércoles, para tratar el caso Murdoch. Cameron, que podría adelantar a mañana su regreso de un viaje a África, ha hecho este anuncio tras la detención ayer de Rebekah Brooks, ya en libertad bajo fianza, y la dimisión del jefe de Scotland Yard, Paul Stephenson. 
 
Stephenson ha renunciado a su cargo por las sospechas de que polícías se dejaron corromper por News of the World y porque no habrían investigado a fondo al dominical, en 2005, contra las denuncias de escuchas ilegales.
 
“No tenía conocimiento de esta práctica vergonzosa y mucho menos de su alcance y extensión. Es repugnante la selección de víctimas que está saliendo a la luz”, ha dicho.
 
Su dimisión se produce al saberse que estuvo en un balneario de lujo donde trabajaba como consejero de comunicación Neil Wallis, ex director ejecutivo de News of the World, detenido por el escándalo.
 
Para dar explicaciones sobre el escándalo comparecerán, mañana, ante la comisión de medios de comunicación del Parlamento Rebekah Brooks y los Murdoch, padre e hijo. Brooks, mano derecha de Rupert Murdoch, está en libertad bajo fianza tras ser acusada de corrupción y escuchas ilegales.
tormenta desatada por el escándalo de las escuchas se acerca peligrosamente a David Cameron, tras la detención de Rebekah Brooks y la dimisión del jefe de Scotland Yard. El primer ministro británico, de viaje en África, va adelantar su regreso a Londres a mañana. Algunos medios británicos dicen que para poner en marcha una investigación independiente. Otros aseguran que para acallar las críticas.
 
El hasta ahora jefe de Scotland Yard, Paul Stephenson, es la última víctima de un escándalo que no para de crecer. Ha dimitido por las sospechas de que polícías se dejaron corromper por News of the World y porque no habrían investigado suficientemente al dominical, en 2005, contra las denuncias de escuchas ilegales.
 
“No tenía conocimiento de esta práctica vergonzosa y mucho menos de su alcance y extensión. Es repugnante la selección de víctimas que está saliendo a la luz”, ha dicho.
 
Su renuncia se produce al saberse que estuvo en un balneario de lujo donde trabajaba como consejero de comuinicación Neil Wallis, ex director ejecutivo de News of the World, detenido por el escándalo.
 
Poco antes de su dimisión, era detenida Rebekah Brooks, acusada de corrupción y escuchas ilegales. Horas después, la mano derecha de Rupert Murdoch, que mañana debe comparecer junto al magnate de la comunicación y su hijo James ante una comisión parlamentaria, era puesta en libertad bajo fianza.