Última hora

Última hora

Barnier: "exigimos que el sector privado participe en el rescate de la deuda"

Leyendo ahora:

Barnier: "exigimos que el sector privado participe en el rescate de la deuda"

Tamaño de texto Aa Aa

Michel Barnier, Comisario europeo del Mercado Interior y de Servicios, se encuentra en primera línea de batalla contra la crisis económica y financiera. En efecto, encarna la necesidad de la UE de regular los mercados financieros. El señor Barnier está convencido de que la crisis que ha sacudido Europa originada por ciertos bancos estadounidenses, ha puesto en evidencia la necesidad de supervisar y de responsabilizar al sistema bancario para proteger los ahorros de los europeos.

Sergio Cantone: señor Comisario, ¿cree usted que los ciudadanos europeos deben comenzar a temer por sus ahorros?

Michel Barnier: Francamente, no lo creo. Cada semana ponemos en marcha nuevas regulaciones, nuevas exigencias sobre la transparencia bancaria y vamos a exigir explicaciones a todos los actores financieros que operan en los mercados sobre los productos que utilizan. Votaremos un texto que garantize los depósitos bancarios de los ciudadanos y de los inversores.

Sergio Cantone: Hablenos del nivel de protección del que podrán gozar los ciudadanos europeos.

Michel Barnier: El texto es muy claro, hemos exigido, algo que la ley en ciernes recoge, una garantía que protege hasta en 100.000 euros los depósitos de los ciudadanos. Y si me lo permite, le diré algo que vás más allá de la protección de los consumidores. Lo que es realmente importante es el empleo, el crecimiento económico, la competitividad de nuestro continente y, por todo ello, esta crisis debe servirnos de escarmiento. Esta crisis que ha echado por tierra el crecimiento, la competitividad, una crisis que se ha llevado por delante el 10% del PIB de los europeos porque hemos tenido que salvar el sistema bancarios intrínsecamente ligado a los ahorros de los ciudadanos.

Sergio Cantone: Tenemos que dar un paso importante, es decir responsabilizar más a los bancos en lo que concierne a su capitalización.

Michel Barnier: Vamos a aplicar una ley, siempre y cuando el Parlamento y el Consejo de Ministros así lo voten, que contempla las recomendaciones de Basilea III. Éstas consisten en aumentar los requisitos de capital y los fondos propios de todos los bancos europeos, en total 8230 entidades. Seremos los primeros en el mundo en hacerlo. Deseamos que el resto de países del planeta, especialmente Estados Unidos, nos secunden.

Sergio Cantone: ¿Las pruebas de resistencia han demostrado la necesidad de aplicar estas medidas?

Michel Barnier: Las pruebas de resistencia se han realizado teniendo en cuenta situaciones hipotéticas y, efectivamente, son útiles y procuraremos mejorarlas cada año. Este año han sido transparentes y más rigurosas y creíbles.

Sergio Cantone: ¿Cómo explica que las pruebas de solvencia no hayan tenido en cuenta el impacto de los CDS?

Michel Barnier: Es verdad, estas pruebas sólo han sido realizadas sobre ciertas actividades bancarias pero cuando hablamos del riesgo de las deudas soberanas es fácil calcular, saber de qué depende y quién está más expuesto.

Sergio Cantone: ¿Existe el riesgo de que el impago soberano de un país arrastre a los bancos?

Michel Barnier: Hemos participado en el rescate de tres países, Grecia, Irlanda y Portugal. Hemos puesto en marcha herramientas de urgencia, un fondo de solidaridad, así como herramientas con las que mejorar el control de los bancos para que no caigamos en los mismos errores. ¿Y qué es lo que debemos evitar? el endeudamiento.

Sergio Cantone: Pero todas esas deudas soberanas están en manos de ciertos bancos que a su vez asumen riesgos, ¿cuál es la solución?

Michel Barnier: Como ya expusimos ante el Consejo Europeo, exigimos que el sector privado participe en el rescate de países como Grecia y no hablamos de aceptar sin más la bancarrota, todo el plan de ayuda …

Sergio Cantone: Pero el Banco Central Europeo está en contra…

Michel Barnier: Espere, ¿contra qué?

Sergio Cantone: Contra la participación del sector privado.

Michel Barnier: Ya hemos discutido sobre ello, hablamos de una participación en ese riesgo, no se trata de aceptar la suspensión de pagos, sin más. Todo el plan de apoyo puesto en marcha tiene como objetivo, precisamente, evitar que los estados y los bancos dejen de asumir el pago de sus deudas.

Sergio Cantone: pero las agencias de calificación de riesgos están ahí para señalar que, en caso de que haya un acuerdo sobre la participación privada en el rescate de Grecia, en cierto modo, se trata de una suspensión de pagos.

Michel Barnier: No vemos las cosas de la misma manera. En estos momentos hacemos todo lo que podemos para evitar la suspensión de pagos y esa es la filosofía y la finalidad del plan de ayuda que estamos elaborando para Grecia. Pero eso no impide, y creo que es lógico y legítimo, que el sector privado se implique en este esfuerzo colectivo. Por otro lado y hablando de las agencias de calificación de riesgos, quiero expresar mi desconcierto: desde hace meses vemos como estas agencias degradan la nota de los países sin que nadie se inmute, hablo de las apuestas a los impagos soberanos, mientras esos países realizan esfuerzos colectivos impresionantes.

Sergio Cantone: Precisamente la degradación de la nota de las deudas soberanas, por ejemplo en la zona euro, la deciden agencias de calificación de riesgos que no se encuentran en Europa. ¿Esta situación no debería agilizar la creación de una agencia de calificación de riesgos europea, controlada por las instituciones europeas?

Michel Barnier: Tiene razón al decir que hay pocas agencias de calificación de riesgos. Tres grandes agencias no son suficientes si tenemos en cuenta el impacto que tienen en el ámbito financiero. Así que, el primer problema es mejorar la competencia. De alguna manera espero que la Unión Europa dé alas a las iniciativas privadas para crear nuevas agencias de este tipo. El otro gran problema es cómo reducir la importancia de las valoraciones de riesgo. De sus notas dependen de manera excesiva todas las reglamentaciones a las que están sometidas las entidades financieras.

En el texto que presentamos este miércoles, reduzco el uso de las valoraciones de riesgo por parte de los bancos europeos a la hora de tomar decisiones, esa es nuestra propuesta.