Última hora

Última hora

Portugal: austeridad para afrontar la crisis de la deuda

Leyendo ahora:

Portugal: austeridad para afrontar la crisis de la deuda

Tamaño de texto Aa Aa

La anunciada reducción a la mitad de la paga de navidad de este año, muy criticada por los sindicatos, es el símbolo de la dolorosa cura de austeridad iniciada por el gobierno portugués.

La medida que representará algo más de mil millones de euros en las arcas estatales, muestra la voluntad de Lisboa de reembolsar rápidamente el préstamo de 78 mil millones de euros acordado por el FMI y la Comisión Europea.

La urgencia de las medidas está a la altura de la deuda pública, que el año pasado representaba el 93% del PIB. Este año, sobrepasará por primera vez el valor del PIB, el 101,7% y en 2012, seguirá aumentando.

En su primera cumbre europea tras su elección a finales de junio, el nuevo primer ministro, Pedro Passos Coelho, quiso mostrar que Portugal era capaz de reaccionar antes que Grecia:

“No vamos a descansar hasta que no podamos devolver la confianza que han depositado en nosotros. Puedo asegurarles que hacemos todo lo que está en nuestro poder, con la Comisión Europea el Banco Centra Europeo y el FMI para que el programa de austeridad sea un éxito”

Después de tres planes de austeridad diseñados por el anterior gobierno socialista, el nuevo ejecutivo de centro derecha debe llevar a cabo reformas fiscales difíciles, recortar el gasto público y privatizar si quiere respetar el plan de salvamento.

Pero esto amenaza con agravar el coste social de la crisis: las previsiones apuntan a que el paro pasará del 12,5% este año, al 13,2% el año que viene.

Los trabajadores que cobran el salario mínimo, que es de 485 euros, se ha duplicado en los últimos seis meses.

Pero el principal desafío sigue siendo el crecimiento económico, que tras casi seis años rozando el estancamiento, se contraerá según las previsiones a menos 2,3% al menos durante dos años.

Así, los mercados dudan sobre la capacidad de Portugal de reembolsar el préstamo de la troika sin nuevas medidas de austeridad y un nuevo préstamo.

A principios de mes, Moody’s rebajó a bono basura la nota de la deuda soberana del país.

Además de un nuevo aumento de los intereses sobre la deuda soberana a valores cinco veces superiores a los de hace un año, Moody’s desencadenó la rabia de los internautas portugueses, que le han dedicado este vídeo.

Con su rebaja de la nota, Moody’s ha considerado que la situación portuguesa es peor incluso que la de Pakistán.