Última hora

Última hora

Un año, seis kilos y casi ciega

Leyendo ahora:

Un año, seis kilos y casi ciega

Tamaño de texto Aa Aa

Tiene un año, pesa sólo seis kilos y está prácticamente ciega a causa de la malnutrición.

Habibo es somalí y lucha contra la muerte en este campamento de Médicos Sin Fronteras en la localidad keniata de Dabaab, a 80 kilómetros de la frontera con Somalia.

Otros niños somalíes no han tenido la suerte de llegar hasta aquí y han muerto por el camino.

La carencia de vitamina A ha dañado la visión de Habibo. Su madre, Marwo Maalin no la deja ni un momento. La pequeña no para de llorar a causa de los cólicos.

Marwo Maalin, refugiada somalí:

“Mi hija está gravemente enferma, y su padre se ha tenido que quedar en Somalia. Rezo para que salga de esta. De todas formas no puedo hacer gran cosa. Está en manos de Dios”

La hambruna amenaza a 12 millones de personas en el Cuerno de África y se extiende a Sudán y Uganda, pero en el sur de Somalia, la ONU ha decretado ya el estado de hambruna.

Tidhar Wald, de OXFAM Internacional:

“La situación va a empeorar si la comunidad internacional no acude en ayuda de las personas afectadas. Sabemos que ya hay cien niños que mueren todos los días en Somalia, pero esta cifra puede aumentar”

Los que han conseguido huir del sur llegan hambrientos a los centros de distribución de alimentos en Mogadiscio, la capital somalí desgarrada por veinte años de guerra civil.

La directora ejecutiva del Programa Alimentario Mundial, Josette Sheeran, insiste en que hay dos millones de personas sin ayuda:

“Necesitan alimentos con suplementos energéticos en enormes cantidades en las zonas a las que no han conseguido acceder, es decir, mayoritariamente en el sur de Somalia donde la población está más debilitada. Tenemos que centrarnos en esa zona”

El sur está controlado por los islamistas de Al Chabaad, cercanos a Al Qaeda, han prohibido la distribución de alimentos.

Esta hambruna, la más grave desde hace 20 años, afecta sobre todo a los niños. El riesgo de que una generación entera se pierda diezmada por el hambre en el Cuerno de África es cada vez más real.