Última hora

Última hora

Los pilotos del vuelo Río-París no supieron responder a una emergencia

Leyendo ahora:

Los pilotos del vuelo Río-París no supieron responder a una emergencia

Tamaño de texto Aa Aa

Un error de los pilotos para responder a una situación inusual. Es una de las conclusiones de la invetigación sobre el accidente aéreo del vuelo entre Rio de Janeiro y Paris en junio de 2009.

Según la información extraída de las cajas negras, los responsables no supieron responder a las alertas de entrada en pérdida del aparato, algo que sucede cuando las alas no son capaces de sostener el avión.

La Oficina de Investigación y Análisis (BEA) de Francia ha emitido este viernes un informe que no convence a los familiares de las víctimas.

“Es injusto culpar a los pilotos si no sabemos la situación que afrontaban, si no sabemos lo que ocurría en la cabina en los últimos minutos”, afirma uno de ellos.

Otra de las causas que también se incluyen es un fallo en los indicadores de velocidad debido a una congelación temporal de los sensores.

El avión entró en pérdida, una situación que rara vez ocurre a 11 kilómetros de altitud, y los pilotos , sin una formación específica para actuar ante esta circunstancia, respondieron con una maniobra opuesta a la correcta. En lugar de colocar el morro hacia abajo para coger el aire en un ángulo mejor, lo colocaron hacia arriba.

La aeronave no se recuperó y en tres minutos chocó contra el mar a una velocidad de 200 kilómetros por hora. Los pilotos nunca advirtieron a los pasajeros de la situación, algo que es obligatorio. Además, el piloto jefe estaba dormido.

El accidente costó la vida a las 228 personas que viajaban en su interior. El organismo francés encargado de la investigación ha publicado también diez nuevas recomendaciones para la seguridad aérea. Entre ellas está aumentar la formación de los pilotos, ya que, según indican los expertos, se ha perdido a causa del mayor uso de los ordenadores.