Última hora

Última hora

Michael Phelps aún no ha dicho su última palabra

Leyendo ahora:

Michael Phelps aún no ha dicho su última palabra

Tamaño de texto Aa Aa

Una medalla de oro pegada a este hombre. Es la imagen a la que nos ha acostumbrado últimamente el nadador Michael Phelps, pero tras los Mundiales de Shanghai algo parece estar cambiando.

El estadounidense cerró el campeonato con cuatro oros, dos platas y un bronce, lo que sería un logro mayúsculo para otro nadador, pero no para el más laureado en unos Juegos Olímpico. Comparado en múltiples ocasiones con el legendario Mark Spitz, el nadador de Baltimore de 26 años se desvaneció ante la figura emergente de un neoyorkino un año mayor que él, Ryan Lochte.

Agrandar su leyenda o poner simplemente el punto final a una carrera meteórica, es el reto para Phelps en Londres 2012, sus últimos Juegos Olímpicos.

“Creo que aún hay mucho trabajo que hacer. Estoy contento con esta semana, pero sé que puedo ir más rápido, y mucho más rápido. Con un año por delante, tendré la oportunidad de estar a punto y preparado para avanzar”.

Esto será con el permiso de Ryan Lochte que fue la estrella de Shanghai colgándose cinco oros y un bronce, dos de estas victorias en las finales de 200 metros libres y 200 metros estilos delante del mismísimo Phelps.

En Londres se sumará a la fiesta el australiano Ian Thorpe lo que puede complicar más aún las cosas para Phelps.

Al estadounidense le queda así un año para preparar su despedida de la élite de la natación, y no faltan los herederos que aguardan la caída del rey de las piscinas.