Última hora

Última hora

Hosni Mubarak: gloria y decadencia

Leyendo ahora:

Hosni Mubarak: gloria y decadencia

Tamaño de texto Aa Aa

Un vendedor ambulante se quema a lo bonzo en diciembre en Túnez, mártir de la revolución. El inamovible presidente Ben Alí deja el poder en enero. La primavera árabe ha comenzado.

Pero nadie se imagina que las protestas terminarán siendo un huracán, y que Egipto será la próxima víctima. En El Cairo, la revuelta lleva meses incubándose.

A finales de 2010 el Partido Nacional Democrático en el poder vuelve a ganar las elecciones legislativas, con una aplastante mayoría. La oposición denuncia fraudes masivos.

A partir de enero los egipcios salen a las calles para pedir la dimisión del presidente y de su régimen autocrático. Tras tres semanas de movilizaciones, llega este discurso: “Que Dios bendiga a Egipto y que cuide de su pueblo. Que la paz sea con vosotros”. Fueron sus últimas palabras en el cargo, el 10 de febrero. Al día siguiente, dimite. Su salida pone fin a 30 años de gobierno, y le llevará frente a la justicia de su país.

Hosni Mubarak ha sido un Faraón, aliado durante 30 años de occidente. Durante la guerra de Yom Kipur contra Israel, salta a la escena internacional como jefe de la Fuerza Aérea egipcia. Dos años más tarde es nombrado vicepresidente del país. Tras el asesinato del Presidente Sadat en 1981, Mubarak, poco carismático entonces, toma las riendas de Egipto. Será reelegido en el 87, 93, 99 y 2005 con porcentajes superiores al 90 por ciento.

En la línea de Sadat, Mubarak se impone como mediador en las negociaciones entre israelíes y palestinos, convirtiéndose en un actor esencial en Oriente Próximo. Con su reputación de moderado se gana los favores de occidente. Líder imprescindible en el mundo árabe, es el eterno aliado de Washington. A cambio de millones de dólares, mantuvo abierto el canal de Suez y la paz con Israel garantizada. Además occidente tuvo en Mubarak un aliado contra el extremismo islámico.

Hosni Moubarak, poderoso y rico, amasó una de las fortunas más grandes del mundo, dicen, estimada entre 40 y 70 mil millones de dólares, y que habría conseguido a través de la corrupción. También por esto deberá responder ante la justicia.