Última hora

Última hora

Kiev, pasado y presente

Leyendo ahora:

Kiev, pasado y presente

Tamaño de texto Aa Aa

euronews: “Este año Ucrania celebra 20 años de historia post-soviética. Hemos venido a Kiev, la capital, para entender cómo ha cambiado y evolucionado este país dividido entre oriente y occidente”.

Kiev es una ciudad en plena modernización, donde lo antiguo y lo nuevo se mezclan después de veinte años de independencia.

Sus palacios, testigo de un pasado soviético, conviven con modernas construcciones que hacen sombra a sus edificios históricos. Hasta tal punto que la Unesco ha amenazado con retirarlos de la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Las necesidades de la gente han cambiado, y sus posibilidades también, apunta el arquitecto Georgy Duchovichny: “Hasta los años 80 casi todos los edificios en esta área eran apartamentos compartidos. Durante la Perestroika, cuando la gente tuvo la oportunidad de comprar viviendas, el alojamiento en la zona cambió. La gente empezó a comprar pisos y muchos de ellos construyeron casas nuevas y lujosas”.

Así es como esta área del centro de Kiev se convirtió en uno de los barrios más chic de la capital. En los últimos años han empezado a abrirse tiendas de lujo y a llegar muchas cadenas internacionales.

Según Igor Burakovsky, director del Instituto de Estudios Económicos y Consultoría Política, en Kiev se ha concentrado la historia del desarrollo económico ucraniano. “Los primeros créditos a los consumidores por parte de los bancos se concedieron en la ciudad de Kiev, era relativamente fácil conseguir algo de dinero, para invertirlo, por ejemplo, en ladrillo. Eso le dio un cierto empuje al desarrollo de la ciudad como tal.”

También la cultura ha vivido los aires de cambio. El PinchukArtCentre es una muestra de cómo la economía, la política y la cultura caminan juntas. El centro de arte más futurista de Kiev es de entrada libre. Lo financia Victor Pinchuk, un multimillonario que los medios extranjeros definen como un oligarca de “nueva generación”.

Según el director de comunicación del centro, Dennis Kazvan, el cambio es constante. “El cambio no es algo que esperemos, ocurre cada día, en cada momento de nuestras vidas. Todo el mundo sabe, que si quieres ver a un país dentro de 20 años sólo tienes que fijarte en los que tienen 20 años ahora, y esa generación de ucranianos, libres de los estereotipos soviéticos, son completamente diferentes.”

euronews: “Kiev es una ciudad en plena transformación. Con sus parques, espacios verdes, galerías, es la cara moderna de un país que afronta muchos desafíos.”

Es la ciudad más cara de Ucrania, afectado profundamente por la crisis global.

Hay signos de recuperación económica, más visibles en la capital que en el resto del país, que vive peor. La economía empieza a modernizarse, pero con un pie en el pasado, dice Burakovsky: “Desafortunadamente el crecimiento de la economía ucraniana hasta ahora se ha basado en la herencia de la antigua unión soviética. El desarrollo de la sociedad ucraniana también carga con esa herencia.”

Kiev es la punta del iceberg de un país que camina hacia el desarrollo, hacia la cultura y el conocimiento, construyendo un nuevo lugar para las nuevas generaciones.