Última hora

Última hora

Promesas rotas del fútbol

Leyendo ahora:

Promesas rotas del fútbol

Tamaño de texto Aa Aa

Son sueños rotos y promesas perdidas. Como ellos hay cientos en Francia. Llegaron de África para jugar en un club grande y les estafaron. Los falsos agentes deportivos que les convencieron para venir a Europa les cobraron unos 5.000 euros con la promesa de convertirles en estrellas y una vez en París, les abandonaron. Muchos son menores de edad.

“Mi manager desapareció de la noche a la mañana” ,explica Adama, un joven marfileño que acaba de cumplir los 18. “No sé dónde está. Es un portugués que vino a verme jugar y me dijo que tenía talento para esto y que conocía a mucha gente en Francia, que podía llegar a ser profesional. Le creí”.

Muchos de ellos acaban en la calle y sin la posibilidad de regresar a sus países, porque sus agentes desaparecen también con sus pasaportes.

“Se trata, evidentemente, de un caso de tráfico de personas que podría considerarse incluso de esclavitud”, dice el ex- internacional camerunés Stephane Akongo. “Engañan al jugador, le roban y lo abandonan”, concluye.

Akongo dirige hoy una asociación en París que cada mañana les permite entrenarse. Algunos todavía sueñan con un contrato. Otros esperan solamente el momento de volver a sus países.