Última hora

Última hora

Otro helicóptero de la OTAN roza la tragedia en Afganistán

Leyendo ahora:

Otro helicóptero de la OTAN roza la tragedia en Afganistán

Tamaño de texto Aa Aa

El dolor preside los funerales de los 30 soldados estadounidenses que fallecieron el viernes al estrellarse un helicóptero en Afganistán. Veintidós eran miembros de las Navy Seals, la élite dentro de las fuerzas especiales, y el resto eran marines y aviadores. En el aparato, un Chinook de transporte, viajaban ocho militares afganos, que también fallecieron.

Elizabeth Newlun, madre del difunto sargento John Brown, asegura que si encuentra algún consuelo en esta situación es porque estar “orgullosa de él, muy orgullosa”. La misma entereza muestra Geneva Vaughn, abuela de uno de los soldados de las fuerzas especiales de la marina que viajaban en el aparato: “Él pensaba que cumplía con su deber y nosotros estabamos muy orgullosos.”.

Las causas por las que el helicóptero se vino a bajo no están claras. Los talibanes aseguran haberlo derribado, versión que respalda Kabul. La ISAF analiza aún lo ocurrido.

Sobre el terreno, la indignación se abre paso tras un bombardeo de la OTAN que dejó 8 víctimas civiles el pasado viernes en la sureña provincia de Helmand: “Hace tres semanas, en este mismo distrito, mataron a dos niños”, se quejaba un manifestante.

Otro helicóptero de la ISAF ha rozado la tragedia este lunes y se haya visto obligado a realizar un “aterrizaje de emergencia brutal” en la provincia de Patkia. El incidente se ha saldado sin víctimas. Los talibanes afirman estar detrás de lo ocurrido.