Última hora

Última hora

El origen de la ira en Tottenham

Leyendo ahora:

El origen de la ira en Tottenham

Tamaño de texto Aa Aa

Sábado 6 de agosto frente a la comisaría de la policía, en el barrio londinense de Tottenham.

Familiares y amigos de Mark Duggan, muerto dos días antes a manos de la policía en circunstancias que aún se investigan, piden explicaciones y reclaman justicia.

Nadie les reponde. Las autoridades se limitan a cerrar el tráfico en la zona.

La polémica muerte de este padre de cuatro hijos de origen afrocaribeño, ejerce de catalizador en una comunidad que se siente estigmatizada y discriminada por la policía.

Con la caída de la noche la indignación arde en llamas en uno de los barrios más pobres del Reino Unido especialmente golpeado por los recortes sociales emprendidos por el Gobierno.

Los incendios y el pillaje se repiten en el domingo.

Jóvenes encapuchados, conectados a través de las redes sociales, asaltan comercios y roban lo que encuentran a su paso, también comida. No corean ningún eslógan ni reclamo político.

Como ya sucediera en 2005 en las “banlieus” parisinas, las víctimas de su ira sin control son sus propios vecinos.

La policía británica se muestra incapaz de contener la violencia que se extiende a otros barrios que comparten los índices de paro y la exclusión social de Tottenham. Al margen quedan los barrios con más suerte de la capital londinense.

Mientras las llamas iluminan la tercera noche de disturbios en Londres, el Gobierno británico niega que detrás haya un trasfondo social.