Última hora

Última hora

Hablan los saqueadores de Londres: "No nos arrepentimos de nada"

Leyendo ahora:

Hablan los saqueadores de Londres: "No nos arrepentimos de nada"

Tamaño de texto Aa Aa

Desde el comienzo de los disturbios en Reino Unido, ha habido una condena unánime de la violencia y de los saqueos que se han producido en varias ciudades británicas. Los vándalos esgrimen motivos económicos y sociales, tales como la pobreza y el desempleo para justificar sus fechorías.

Tres de ellos han accedido a hablar delante de la cámara. Eso si, con la cara tapada y sin dar nombres para no ser identificados. Explican qué robaron y por qué: “Básicamente he hecho esto por mi familia. Cogí algunas cosas para mi hijo y otras para mí, como algo de ropa y zapatillas deportivas.Para él cogí pañales, polvo de talco y todo el conjunto Johnson (productos de cuidado para el bebé)”. Otro de los ladrones dice que se llevó “algunos televisores de plasma, la PS3, ordenadores portátiles y otras cosas. Está bien eso de no pagar, todo era gratis. Dos grandes, unos 2.300 euros en un par de días, en una semana, está bien. Eso es un buen sueldo.”

Han pasado ya varios días desde los saqueos y estos jóvenes británicos dicen que no se arrepienten. Hablan incluso de que la navidad ha llegado temprano: “Estoy bien. Es un día normal para mi. No es nada”, “Estoy viendo la pantalla de plasma que acabo de coger. Siento como si la navidad hubiera llegado antes.”

El desempleo se situa en Gran Bretaña en el 7,9 por ciento, pero entre los jóvenes de 16 a 24 años alcanza el 20,3 por ciento. Los jóvenes ingleses del extrarradio de las grandes ciudades se sienten impotentes. Sin futuro: “Cada vez que salga, voy a ir a Bromley, en el West End. Voy a vestir elegante, lo más elegante que pueda. Le conseguiré a mi madre un par de deportivas, un par de zapatos, zapatos elegantes. Salgo, entrego mi currículum, hablo de una manera correcta y no notan nada. Me parece que me van a tener que empezar a observarme de manera diferente.”

“Ahora mismo parece como que no hay un futuro para los jóvenes, así es como yo lo veo, porque el Gobierno no ayuda a nadie a excepción de los ricos. Esto no lo hacemos por el placer de divertirnos, lo estamos haciendo por dinero, para sobrevivir en este mundo. Y hasta que no alcancemos nuestro objetivo o el gobierno nos dé un poco de apoyo, no nos vamos a detener.”

La normalidad parece que vuelve a Gran Bretaña. Londres ha vivido su segunda noche consecutiva de calma después de varios días de violencia y destrucción. Los destrozos superan los 220 millones de euros, según la Asociación de Aseguradores Británicos. Habrá que sumar el coste de las medidas anunciadas por el gobierno, que algunas fuentes situan en torno a los setenta millones de euros. Dinero que tendrá que ser pagado por los contribuyentes.