Última hora

El primer ministro británico, David Cameron, está convencido de que la lucha contra la criminalidad juvenil en EEUU es efectiva y podría aplicarse en su país.

Por eso ha contrado a un antiguo jefe policial estadounidense como nuevo consejero para atajar la ola de disturbios que ha sacudido varias localidades del Reino Unido durante esta semana.

William Bratton, ya retirado, ha implantado la politíca de “tolerancia cero” combinando mano dura policial y un acercamiento más social a los jóvenes. Con esta estrategia consiguió reducir la criminalidad drásticamente en los años 90 en Nueva York y Los Angeles.

“Creo que parte de lo que el Gobierno va a hacer es ver lo que ha funcionado y lo que no durante la semana pasada. Mi tarea es centrarme más en la experiencia americana con las pandillas problemáticas, y compartir con ellos todo lo que les pueda servir para prevenir estas actuaciones en el futuro”, ha dicho.

El nuevo consejero está de acuerdo con Cameron en controlar las redes sociales para evitar que los adolescentes inciten a las revueltas. De momento 16.000 policías custodian las calles británicas.