Última hora

Última hora

La lucha de Ucrania por suprimir los visados

Leyendo ahora:

La lucha de Ucrania por suprimir los visados

Tamaño de texto Aa Aa

“La controversia sobre los visados para viajar a la Unión Europea es una preocupación siempre presente aquí en Kiev al abordar las relaciones entre Ucrania y la UE”, explica nuestro enviado especial Seamus Kearney, “Cada día se forman colas de ucranianos frente a embajadas como la polaca y la checa. Todos desean conseguir el documento que les permita viajar libremente a la zona Schengen. Y esperan que un día, esta situación cambie”.

De acuerdo con de un plan de acción con la Unión Europea, Kiev intenta cumplir los requisitos para que Bruselas levante la obligación de visado. Fuera de la embajada checa, hablamos con un hombre que planea su tercer viaje a Praga para visitar a su familia. Nos cuenta que demostrar el motivo de su visita fue difícil la última vez: “Parece que piensan que me voy a quedar allí a trabajar ilegalmente”.

Una asociación de ONGS también pelea por la exención de visados para entrar en la UE. Reconocen que el Gobierno tiene que trabajar en la seguridad fronteriza y el control de la emigración. Afirman luchar también para terminar con lo que denominan estereotipos extendidos entre algunos países miembros. Iryna Sushko, de “Europa sin Barreras” nos lo explica: “Se sabe que Ucrania tiene apoyos en su demanda de liberalización de los visados. Pero también existen quienes tienen miedo y quienes son críticos”.

Antes de que se levante la obligación de visado, la UE afirma que deben abordarse asuntos como la emigración ilegal, el tráfico de seres humanos y la falsificación de documentos. Insiste en que las extensas fronteras de Ucrania son permeables. El tráfico de seres humanos y la emigración ilegal pueden atravesarlas. ¿Pero es posible cumplir los requisitos?

Según José Manuel Pinto Teixeira, Embajador de la UE en Ucrania, “es una situación muy compleja. Ucrania tiene mucho que hacer para cumplir las condiciones del plan de acción. Debemos tenerlo presente. Ya se han dado pasos positivos”.

Está por ver si esos pasos son o no suficientes. Dentro de unas semanas se conocerá un informe de Bruselas sobre los avances. Las ONGS locales están controlando las respuestas y las prácticas de las distintas embajadas. Afirman que el número de visados de larga duración y de entrada múltiple es demasiado bajo.

“Muchos se quejan de que la obtención con éxito del visado para la UE depende en gran medida de cada embajada. No todas abordan las solicitudes de la misma manera”, comenta nuestro enviado especial.

Sin embargo, la Unión Europea afirma haber intentado que el proceso sea más transparente, más simple y más barato para los ucranianos. También dice que la proporción de visados denegados ha caído un 4%.

Entre quienes sueñan con el final de estas largas esperas están las compañías extranjeras con negocios en Ucrania. “Muchas veces, un camión de mercancías se queda hasta tres semanas bloqueado, a la espera de un visado para el conductor”, ésta es la experiencia del coordinador de transportes por carretera Igor Loskutov.

Parecida es la del directivo de compras Aleksandr Levchenko: “El mundo de los negocios se mueve muy deprisa y la necesidad de viajar a veces surge en el último momento”.

Es un mensaje del que los políticos ucranianos son muy conscientes, mientras intentan seguir mejorando la seguridad fronteriza con la ayuda material y financiera de Bruselas.