Última hora

Última hora

¿Está la industria aeroespacial rusa fuera de órbita?

Leyendo ahora:

¿Está la industria aeroespacial rusa fuera de órbita?

Tamaño de texto Aa Aa

Su misión era reabastecer la Estación Espacial Internacional. Sin embargo, la pérdida de la aeronave de carga rusa Progress el pasado miércoles ha supuesto un jarro de agua fría para la industria espacial a nivel mundial.

Propulsada fuera de órbita por un lanzador Soyuz, se estrelló en Siberia. Roskosmos, la Agencia Espacial Rusa, ha suspendido el lanzamiento de todos los Soyuz mientras se aclaran las causas del accidente; y el regreso de tres miembros de la tripulación de la ISS ha sido pospuesto una semana.

Tras la retirada de las naves americanas el pasado verano, Rusia se había convertido en el principal abastecedor de la ISS, pero para la NASA no hay ninguna urgencia.

Así lo aseguraba Mike Suffredini, responsable del programa de la ISS en la NASA: “Estamos en una buena situación a nivel logístico para resistir tras la pérdida de estos suministros. De hecho, la ISS podría aguantar incluso varios meses sin reabastecerse si fuese necesario”.

Sin embargo Ivan Moiseyev, director científico del Instituto de Política Espacial de Moscú, no exlcuye que las consecuencias puedan ir más allá: “Japón y Francia pueden encargarse del reabastecimiento de la ISS. Tienen unas magníficas naves. Sin embargo, no son lanzadas muy a menudo y no pueden encargarse de un reabastecimiento regular, a no ser que realicen cambios estructurales importantes. Si el Soyuz o el Progress sufren un accidente similar de nuevo, habrá que evacuar la ISS”.

Es cierto que se trata del primer accidente de una nave de carga rusa en 30 años, pero en los últimos nueve meses, Roskosmos ha perdido además 5 satélites por problemas técnicos.

La industria aeroespacial rusa acumula un importante retraso a nivel tecnológico desde los años 60.

Tras unos presupuestos casi ilimitados durante la Unión Soviética, su financiación se vio importantemente reducida en los años 90. Pese a que desde 2005 se ha vuelto a aumentar paulatinamente, la fuga de cerebros parece inevitable.

Por ejemplo, el sueldo medio de un ingeniero debutante en Roskosmos está en torno a la mitad del salario medio a Moscú.

Al igual que los estadounidenses, los europeos se muestran optimistas. No obstante, la Agencia Espacial Europea está especialmente expuesta a los eventuales problemas de Soyuz. De hecho, ha invertido 500 millones de euros en la construcción de un nuevo centro de lanzamiento en la Guayana francesa para el lanzador ruso, cuya primera misión está prevista para octubre.