Última hora

Última hora

La economía estadounidense resiste el paso del huracán Irene

Leyendo ahora:

La economía estadounidense resiste el paso del huracán Irene

Tamaño de texto Aa Aa

Oficinas, bancos y negocios en marcha. Abrió Wall Street, pero Nueva York funciona al ralentí.

Muchos trabajadores se quedaron en casa porque los transports públicos sufren todavía los efectos de la falta de electricidad y de las inundaciones.

Solamente en Nueva York, los expertos cifran en unos 3.000 millones de dólares, el coste de los daños para las compañías aseguradoras, aunque menos de los 14.000 millones previstos.

Son las consecuencias de la evacuación de 370.000 personas en todo el Estado y de la cancelación de unos 9.000 vuelos.

“El huracán Irene es una mala noticia, no hay duda, pero creo es un tema en el que nos deberíamos fijar demasiado. Los negocios continúan”, apunta desde Fráncfort el analista Robert Halver.

El metro, el ferrocarril y los tres aeropuertos —La Guardia, Newark, y Kennedy— están abiertos y van normalizando poco a poco sus operaciones.

Las autoridades de toda la Costa Este se afanan para limpiar la zona y realizar un balance de daños definitivo.