Última hora

Última hora

La falta de agua dificulta el día a día en Trípoli

Leyendo ahora:

La falta de agua dificulta el día a día en Trípoli

Tamaño de texto Aa Aa

Trípoli trata poco a poco de volver a la normalidad, aunque la escasez de agua, los cortes de electricidad y la penuria de gas, petróleo y carburante lo hacen difícil.

En las afueras de Trípoli, la falta de agua es menor, ya que muchas casas disponen de pozos, pero en el centro el 70% de los hogares no tienen agua corriente.

“No hay suministro de agua corriente. Estamos cansados. Es realmente un problema. Y estamos disgustados por ello. Tampoco hay gas. Tenemos que cocinar con leña”, señalaba Yusof Hussein, un vecino de Trípoli.

Las altas temperaturas hacen sentir aún más la escasez de agua. Más de 100.000 botellas se están repartiendo entre la población y, en los próximos días, UNICEF hará llegar a Trípoli cinco millones de litros de agua.

“No hay suficiente agua, así que no tengo suficientes clientes. Llevamos tres o cuatro días sin agua”, explicaba Jassem Habib, barbero.

Las tiendas han reabierto en Trípoli, aunque a la escasez de los productos de primera necesidad se unen sus precios elevados. El de la leche se ha doblado y la gasolina cuesta veinte veces más que antes de la revuelta anti-Gadafi.