Última hora

Última hora

Los astilleros de Gdansk viven una segunda vida

Leyendo ahora:

Los astilleros de Gdansk viven una segunda vida

Tamaño de texto Aa Aa

Se declararon en quiebra en los años 90 y fueron adquiridos más tarde por un magnate del acero ucraniano. Hoy, en Gdansk se construyen catamaranes de lujo en una zona de los astilleros alquilada por una empresa creada por un ingeniero francés.

En esta empresa trabajan 250 personas, cada uno de estos catamaranes puede llegar a costar hasta 30 millones de euros.

Lejos quedan por lo tanto los días del Sindicato Solidaridad y la construcción de grandes barcos. Como explica uno de los responsables de la nueva empresa, hasta el propio Lech Walesa, líder de Solidaridad y Premio Nobel de la Paz, ve con buenos ojos esta nueva oportunidad para los astilleros.

“La gente que trabajaba aquí durante el comunismo, hoy está jubilada, explica Francis Lapp, gerente de la empresa Sunreef Yatchts. El año pasado invité al Señor Walesa a visitar uno de nuestros barcos con un cliente y dijo estar muy contento de que se creen empresas como esta en los astilleros de Gdansk”.

Además de la construcción de estos catamaranes de lujo, los 1,700 empleados de los astilleros se dedican hoy al acero. Actualmente construyen la estructura del tejado de una terminal del aeropuerto de Gdansk.