Última hora

Última hora

Afganistán hace balance diez años después del 11-S

Leyendo ahora:

Afganistán hace balance diez años después del 11-S

Tamaño de texto Aa Aa

En Afganistán, uno de los escenarios de la llamada “guerra contra el terror” desencadenada tras el 11-S, la vida también sigue adelante, con profundos cambios tras los atentados, al igual que en Estados Unidos.

Un ejemplo es Robina Jalali, la primera mujer afgana que pudo competir en unos Juegos Olímpicos tras la caída de los talibanes.

“Antes teníamos miedo de todos, de la oposición y de los talibanes. Afortunadamente hoy el pueblo está unido para luchar contra los obstaculos que aparezcan ante nosotros”, decía.

Sin embargo, no todos están contentos con la situación del país 10 años después de la llegada de las tropas estadounidenses.

Saheb Dad perdió a dos hijos durante los bombardeos norteamericanos: “¿Cambios? La situación en Afganistán empeora día a día. Al principio pensamos que los sacrificios que hicimos nos traerían la paz, pero no ha pasado nada”

El 11-S también cambió la vida de los miles de militares que tuvieron que ir a Afganistán, muchos de los cuales siguen allí.

Algunos como el cabo Jeremy Lezama, asegura que la gravedad de los atentados no afecta en la forma de afrontar su misión: “Lo ocurrido forma parte de la historia y pensamos en ello, pero no es algo en lo que basemos toda nuestra vida, todas nuestras acciones. Al meno ni yo personalmente ni ninguno de mis hombres. Estamos aquí para hacer un trabajo”.