Última hora

Última hora

El comandante Masoud sigue vivo para los afganos

Leyendo ahora:

El comandante Masoud sigue vivo para los afganos

Tamaño de texto Aa Aa

Miles de personas se han reunido en las principales ciudades del país, como aquí, en Kabúl, para conmemorar el décimo aniversario del asesinato del símbolo de la resistencia contra los talibanes.

El llamado León de Panchir murió dos días antes de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York, cuando dos terroristas de Al Qaeda se hicieron pasar por periodistas y se inmolaron ante él mientras le entrevistaban en el norte de Afganistán.

Como recuerda su hermano, Masud había advertido en innumerables ocasiones a la administración estadounidense y a la comunidad internacional de la importancia de la amezana talibán.

Wali Masud:

“Lo primero que pensamos es que tenía mucha razón. Tenía mucha razón y el gobierno estadounidense fue muy ingenuo al no escuchar las advertencias de Masud, que sabía que los talibanes estaban preparando algo en Afganistán, en Pakistán. Fueron extremadamente ingénuos. Miles de personas murieron sólo porque no quisieron escuchar a alguien que estaba en el terreno”

Gran estratega militar, Masud lideró la resistencia contra los talibán en los años noventa y consiguió que algunas zonas de Afganistán no estuvieran nunca bajo el dominio del movimiento fundamentalista.

Durante los años ochenta también fue un destacado líder muyahidín que combatió a las tropas soviéticas y evitó, por ejemplo, que el valle del Panchir cayera bajo su poder.

Aunque también tenía sus detractores, los afganos parecen de acuerdo en que al Afganistán de hoy le falta un líder carismático.

Diez años después de su muerte, Masud sigue sin sucesor y Afganistán dista mucho del país unido y soberano que él imaginó.