Última hora

Última hora

¿Podemos confiar en la buena salud de los bancos europeos?

Leyendo ahora:

¿Podemos confiar en la buena salud de los bancos europeos?

Tamaño de texto Aa Aa

Los clientes de los bancos europeos, ¿tienen motivos para preocuparse? En Bélgica, Dexia es una de las entidades más afectadas por la crisis de la deuda griega. Su cifra de exposición al riesgo soberano griego alcanza los tres mil millones y medio de euros.

“Claro que tengo miedo. Creo que cualquier cliente de cualquier entidad bancaria que invierte en bolsa, que mete sus fondos en otros bancos, en otros países, es decir todo el que tiene una cuenta en un banco tiene miedo”, explica un belga.

“Se habla mucho en los medios de comunicación de la crisis, de Grecia, de Portugal, de España… pero a mí, sinceramente, en lo que a mí me toca no me inquieta mucho, la verdad”, replica otro.

En términos de volumen de deuda en sus balances, esta vez irlandesa, el banco KBC, también belga, está también en la lista de entidades vulnerables a un posible impago. Aunque según un representante del sector las cantidades expuestas no representan un nivel muy significativo de su solvencia.

“No hay riesgo para el cliente medio. A partir de 2008 hemos ido reforzando el sistema, los fondos de los propios bancos. Y hemos conseguido garantizar 100.000 euros por cuenta de ahorro y persona. Así que la cuestión ahora es si la zona euro va a superar los problemas con la deuda soberana de los estados afectados y si lo van a hacer con medidas concretas”, aseguraba Michel Vermaerke, de Febelfin.

Por su parte, a directora gerente del Fondo Monetario Internacional ha pedido la recapitalización urgente de los bancos europeos. Etienne de Callataÿ, economista, cree que efectivamente, sí hace falta. “Cuando alguien del nivel de Madame Lagarde lanza una advertencia tan clara y rotunda, es que es verdad. Creo que los bancos de la eurozona han quedado debilitados y que nos interesa que aumenten su liquidez”, explica.

El Fondo Monetario Internacional debería publicar el próximo 21 de septiembre un esperado informe sobre la Estabilidad financiera mundial. En el borrador al que han tenido acceso medios especializados se cifra en doscientos mil millones de euros los fondos necesarios para garantizar la solvencia de los bancos europeos.