Última hora

Última hora

Miles de cintas blancas recogen los recuerdos y deseos de los neoyorquinos

Leyendo ahora:

Miles de cintas blancas recogen los recuerdos y deseos de los neoyorquinos

Tamaño de texto Aa Aa

Tras la caída de las Torres Gemelas la iglesia de San Paul, a escasos metros de la zona cero, sirvió de refugio para los bomberos.

Diez años después se ha convertido en un punto de encuentro en el que miles de neoyorquinos comparten sus recuerdos.

“Mi hijo se quedó atrapado en un edificio cercano a las torres y horas después logró salir. Más tarde decidió abrir un negocio nuevo y volver con otro joven, que también quedó atrapado con él, para participar así en la reconstrucción de la ciudad”, relata esta mujer.

Unas 30.000 cintas blancas visten hoy la iglesia de San Paul.

Mensajes cargados de emoción y dolor en los que también hay espacio para recordar lo bueno de la vida. “Amor, honor, recordar siempre, corazón, perdón, familia, amistad. Esas son las cosas que quería recordar. He querido tener una actitud positiva”, explica esta joven.

“Hay miles de lazos blancos aquí. Algunos llevan sólo un nombre; el de una victima. Otros tienen una simple frase como: nunca te olvidaré”, concluye nuestra corresponsal, Anna Bressanin.