Última hora

Última hora

Se dispara la tensión entre Turquía e Israel

Leyendo ahora:

Se dispara la tensión entre Turquía e Israel

Tamaño de texto Aa Aa

Hubo un tiempo en que Turquía era uno de los pocos aliados regionales de Israel. Un acuerdo estratégico militar y económico les unía desde los años 90 con la bendición de Estados Unidos.

Las cosas empezaron a cambiar en el invierno de 2008. Israel lanzó sobre Gaza la operación “Plomo Fundido” pocos días después de haber asegurado a Ankara que no contemplaban ninguna intervención militar en la franja.

La operación se saldó con 1400 muertos palestinos, de los que 300 eran niños y otros tantos, civiles desarmados. Turquía asistió estupefacta a la evolución de la operación. En plena ofensiva, el primer ministro turco criticó con dureza a Shimon Peres en el foro de Davos.

Recep Tayip Erdogan:

“Ha pronunciado un discurso muy duro, tal vez porque se siente un poco culpable, de ahí su tono. Es normal, porque su país está matando gente”

Con estas palabras, Erdogan se fue de Davos y prometió no volver. El incidente marcó un punto de inflexión en las relaciones diplomáticas bilaterales.

Posteriormente, otro episodio, a priori anecdótico, contribuyó a envenenar las relaciones al más alto nivel.

Una serie turca sobre agentes del Mossad en pleno trabajo desencadenó la ira de Tel Aviv, que pidió explicaciones al embajador turco en una reunión calificada por el diplomático como “humillante para Ankara.”

El tiro de gracia se produjo el 31 de mayo de 2010, cuando Israel asaltó una flotilla humanitaria propalestina que intentaba romper el bloqueo sobre Gaza.

Nueve pasajeros turcos murieron durante el asalto de uno de los barcos, el Mavi Marmara. Ankara llamó a su embajador en Tel Aviv a consultas y exigió excusas oficiales.

Pero Israel no cedió. El informe de la ONU publicado sólo hace unos días da la razón al Estado Hebreo y determina que la intervención de los soldados israelíes fue legal aunque excesiva.

La respuesta de Erdogan se produjo a principios de mes. Hace poco más de una semana, el primer ministro turco anunció la ruptura total de sus relaciones comerciales, industriales, militares y de defensa con Israel.

Recep Tayip Erdogan:

“Israel ha perdido la oportunidad de ser un socio de Turquía en la región por sus propios objetivos políticos”.

Erdogan aseguró además que estas medidas serán seguidas por otras sanciones completamente diferentes y que sus buques de guerra escoltarán a cualquier embarcación del país cargada con ayuda para Gaza.

“Si Israel no cumple las exigencias de Turquía lo pasará peor que antes”

Desde hace algunos años, Turquía e Israel eran socios en Oriente Medio. Ahora son polos opuestos. En un momento en el que las relaciones entre ambos países se encuentran en al borde de la ruptura, el presidente turco Erdogan visita dos naciones protagonistas de la “Primavera Árabe”.

Nos vamos a Estambul para hablar sobre la crisis turco-israelí con el periodista Mete Çubukçu.

Gizem Adal, euronews: Señor Çubukçu, en este contexto, ¿cómo explica la polémica visita de Erdogan?

Mete Çubukçu: Tenemos que analizar tres aspectos de su visita: Por una parte, tras el primer período de disturbios árabes Turquía no adoptó ninguna posición ante los gobiernos, pero se mantuvo cerca de la población.

En segundo lugar, Turquía ha mantenido su posición de actor principal de la región antes de los movimientos y durante ellos. Esta visita puede ser considerada una prolongación de esta posición.

El tercer y más importante aspecto es que a causa de la actual crisis con Israel, el viaje a Egipto resulta especialmente importante.

Como las relaciones egipto-israelíes han vivido ya varias crisis, sabemos que Erdogan repetirá sus recientes declaraciones contra Israel.

euronews: Cuando vemos los discursos de ambos países, la tensión entre Turquía e Israel aumenta más que disminuye. ¿Qué punto alcanzará esta tensión? ¿Cree que habrá un conflicto abierto entre los dos países?

Mete Çubukçu: “A menos que se cumplan las dos condiciones de Turquía la disculpa y la compensación parece imposible resolver esta crisis. Porque, primero, el Gobierno considera esta cuestión como una exigencia de Estado. Y, en segundo lugar, el Gobierno lo ve como una cuestión de honor. La mayoría de la población lo apoya. Si Israel acepta estas dos condiciones, la posición de Turquía sobre el bloqueo de Gaza puede suavizarse o cambiar.

Si no se cumplen estas dos condiciones, la crisis se intensificará. Incluso respecto a la libertad de navegación. Puede llegarse a un punto en el que las tensiones sean frecuentes, vemos ya señales de ello. Porque los barcos de la Marina turca comenzarán a surcar el Mediterráneo. Por tanto, parece que la crisis se va a profundizar”.

euronews: ¿Qué consecuencias cree que la tensión entre Turquía e Israel tendrá en la zona? ¿Cómo afectarán a Oriente Medio?

Mete Çubukçu: “Cuando miramos a Oriente Medio, la nueva etapa de transformación llamada “Primavera Árabe”, vemos una nueva estructura. ¿Qué podremos observar a corto plazo en la zona? Necesitamos mirar a Siria y a la futura reestructuración en Libia. Pero a largo plazo, Turquía está poniendo especial interés en crear una nueva política diciendo que tiene en cuenta la actitud del pueblo. ¿Cree que Israel podrá leer entrelíneas? Francamente, tengo mis dudas al respecto.

Dentro de la historia de Israel, su actual Gobierno se presenta como uno incapaz de entender el proceso. Mantienen el silencio. No dan ningún paso para contribuir al proceso de paz y también parece que han perdido a sus propios amigos.

Así que otra vez, ahora en la Primavera Árabe, habrá nuevos gobiernos elegidos democráticamente. No como los antiguos gobiernos de las dictaduras con los que a Israel le resultaba más cómodo trabajar. Parece que Israel lo pasará peor que antes. Incluso creo que estarán aislados en la región.

Después de esto, Israel aplicará una política de aumento de la amenaza contra el exterior”.