Última hora

Última hora

El accidente en Francia reabre el debate sobre la energía nuclear

Leyendo ahora:

El accidente en Francia reabre el debate sobre la energía nuclear

Tamaño de texto Aa Aa

No hay radioactividad.

Pero el accidente del lunes en el complejo nuclear de Marcoule, en el sureste de Francia, ha vuelto a despertar el temor, siempre latente, a una fuga que traspase fronteras. Todavía se desconoce qué fue lo que provocó la explosión de un horno de fusión de metales en el centro de desechos nucleares de la planta. Murió una persona y otras cuatro resultaron gravemente heridas.

Tras el accidente en la central japonesa de Fukushima, y por iniciativa del Consejo Europeo, las centrales nucleares en el Viejo Continente están siendo sometidas a pruebas de resistencia o “stress test”, con los que se reevaluarán sus márgenes de seguridad.

“En el caso francés del que hablamos es evidente que estas medidas de seguridad tendrán que ponerse al día, y que el accidente tendrá consecuencias, podría decirse que es así como la industria trabaja. Desgraciadamente, hay personas trabajando, mano de obra, y por ello a veces accidentes, pero es así que se consigue avanzar, progresar, superando los problemas que surgen”, explica Jean-Pol Poncelet, director del Foro Atómico Europeo (organización que representa la patronal del sector en Bruselas).

Los organismos reguladores nacionales deben enviar a la Comisión Europea sus informes preliminares a partir de la semana que viene. Los resultados se harán públicos en diciembre. Pero para algunos ecologistas europeos, como Michele Rivasi (eurodiputada verde), el proceso en sí ya es demasiado caro: “por el momento hay un presupuesto de alrededor de 70 mil millones de euros para que las centrales nucleares francesas respeten las nuevas normas europeas. Es un presupuesto importante. Y llegado el momento habrá que elegir, desde el punto de vista político, si se quiere desarrollar el empleo a través de las energías renovables, con un mejor aislamiento de las vivienda para ahorrar e involucrando las administraciones regionales, o si seguimos aferrándonos a la energía nuclear, que nos va a costar una fortuna”.

Por su parte este mismo martes la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica adoptaba en Viena un plan por consenso entre 35 países para mejorar la seguridad en las centrales. Sin ninguna medida de obligatorio cumplimiento, sino a base de controles mutuos y voluntarios.

Jürgen Trittin, líder del Grupo Parlamentario de los Verdes alemanes y potencial candidato a la cancillería en las elecciones federales del 2013, ha hablado para Euronews durante el Congreso de los Verdes europeos en Fráncfort del Oder, cerca de Berlín.

euronews:

“Jürgen Trittin, bienvenido a euronews.

Alemania está abandonando la energía nuclear, pero fuera de Alemania, muchos no pueden imaginar cómo sería posible una transición hacia las energías renovables sin combustibles fósiles. ¿Cómo se supone que podría ser? “

Jürgen Trittin:

“En los últimos 10 años, hemos producido más energía eléctrica de las energías renovables que la que eran capaz de producir centrales que hemos puesto fuera de servicio. Incluidas los ocho plantas nucleares, que han cerrado ahora. En el primer semestre de 2011 una quinta parte de la corriente eléctrica que se consumió en Alemania fue producida por energías renovables. Con el agradable efecto secundario que 370 000 personas han encontrado trabajo en el sector de la industria de las energías renovables “.

euronews:

“Pero Alemania, ¿no está obligada a importar durante la transición energía eléctrica de Francia, que sí recurre y mucho a la energía nuclear?”

Jürgen Trittin:

“Estos últimos años hemos exportado, y no importado, la capacidad neta de 7 centrales nucleares. Y además, durante el verano, a menudo exportamos electricidad a Francia, cuando se ven obligados a cerrar las plantas porque hace demasiado calor”.

euronews:

“¿Pero su objetivo no es que toda Europa abandone la energía nuclear? ¿Y no habría sido mejor que Alemania hubiera hecho más esfuerzos para convencer a sus socios europeos y avanzar juntos en la misma dirección?”

Jürgen Trittin:

“No estamos solos. Austria e Italia también han dado la espalda a lo nuclear. Y de todas formas, así será, progresivamente, en toda Europa. Aunque en algunos países, como Alemania, va a ser de manera más planificada, cumpliendo objetivos para el desarrollo de las energías renovables. En otros países ocurrirá de otra manera, dependiendo de la funcionalidad y decrepitud de la planta que se vaya a cerrar. Les dejo decidir cuál es la forma más inteligente de hacerlo”.

euronews:

“El Comisario europeo (Günther) Oettinger ha criticado recientemente y de manera muy dura los planes de Alemania, diciendo, por ejemplo, que se trata sólo de un asunto interno”.

Jürgen Trittin:

“No creo que sea tan sólo un plan nacional: Alemania, con su ley de energías renovables, ha puesto las bases para el resto de Europa. Se ha demostrado cómo se puede virar hacia la energía limpia. El resto de países en Europa pueden seguir nuestro ejemplo. Lo mismo que Alemania ha contribuido en la instauración de objetivos europeos sobre el clima. Ahora el señor Oettinger incluso ha denostado estos objetivos. Yo lo que propondría es que hagamos un concurso sobre quién va a cumplir los objetivos europeos mejor, más rápido y sobre todo de la manera más rentable. Apuesto a que serán los alemanes”.