Última hora

Última hora

Turquía busca gas ante las costas de Chipre

Leyendo ahora:

Turquía busca gas ante las costas de Chipre

Tamaño de texto Aa Aa

Se complica el conflicto del gas que enfrenta a turcos y grecochipriotas. El buque turco Piri Reis ha comenzado a realizar trabajos de prospección ante las costas de Chipre. Muy cerca de la zona donde los grecochipriotas están llevando a cabo exploraciones de gas.

El Piri Reis está escoltado por “barcos de guerra”, según fuentes del ministerio turco de Energía.

Los medios turcos aseguran que el primer ministro Recep Tayyip Erdogan ha reiterado que Ankara perturbará los esfuerzos unilaterales de los grecochipriotas para explotar los recursos submarinos de Chipre.

“Turquía no puede sentarse y observar lo que está pasando. Nosotros también tenemos intereses económicos. Haremos uso de nuestro derecho a buscar hidrocarburos en estas aguas”, ha señalado el viceprimer ministro turco, Bulent Arinc.

El Piri Reis zarpó de Esmirna el viernes pasado sin temer la tempestad diplomática que se abate sobre el Mediterráneo Oriental a causa de los recién descubiertos yacimientos de gas.

La misión de este buque turco de investigaciones sismográficas es explorar yacimientos de hidrocarburo en las aguas del norte de la isla de Chipre.

Ankara reacciona así a la decisión de Chipre de iniciar las prospecciones en su zona económica exclusiva, tras un acuerdo con Israel. La compañía texana Noble Energy ha obtenido la concesión.

El problema es que Chipre está dividido desde la invasión turca del norte de la isla en 1974.

Ankara sólo reconoce la entidad norte, es decir, la República Turca de Chipre del Norte, y no acepta que la República de Chipre, reconocida en el plano internacional y miembro de la Unión Europea haga prospecciones hasta que la isla no esté reunificada.

El origen del conflicto del gas remonta al descubrimiento por Israel de un enorme yacimiento, Léviatán, en aguas del mediterráneo oriental, entre las aguas territoriales israelíes, libanesas y chipriotas.

Nicosia ha comenzado las prospecciones marinas en el sudeste de Chipre, cerca del yacimiento que se encuentra en aguas israelíes.

Lo que está en juego es enorme, como explica el director general de Delek Energy, uno de los socios israelíes de Noble Energy, Gideon Tadmor: “Es el yacimiento marino de gas natural más grande descubierto en el mundo en los últimas décadas. Y, obviamente, para el Estado de Israel es aún más importante ya que podría ser la base para un proyecto de exportación de gas natural del Estado de Israel a Europa o a Asia”.

Nicosia ha firmado con Israel un acuerdo delimitando las zonas económicas exclusivas entre los dos países para seguir buscando juntos yacimientos submarinos, pese a que eso envenena aún más las relaciones ya execrables de los dos países con Turquía.