Última hora

Última hora

Dexia acepta el plan de rescate

Leyendo ahora:

Dexia acepta el plan de rescate

Tamaño de texto Aa Aa

Tras una noche de negociaciones, el Consejo de Administración dio el visto bueno al desmantelamiento del grupo franco belga propuesto por Bélgica, Francia y Luxemburgo. Ahora quedará dividido en tres partes.

Es el segundo rescate a Dexia, tras su millonaria recapitalización en 2008.

“Los contribuyentes no han aportado mucho ya que el riesgo está controlado y el coste de la operación es relativo”, explicaba el primer ministro belga.

Bélgica nacionalizará la filial belga de Dexia por cuatro mil millones de euros. Francia comprará la francesa por cerca de unos 700 millones y la filial luxemburguesa será vendida a un entidad catarí.

También se creará un “banco malo” para aislar los activos tóxicos de la entidad y tendrá unos activos de 90.000 milones de euros garantizados por los tres países durante los próximos diez años.

Esta nueva ayuda a la banca no ha sido vista con buenos ojos por los ciudadanos, que sufren a diario los efectos de esta crisis financiera.

“Siempre son los ciudadanos los que lo pagan. Creo que el gobierno tiende demasiado a tranquilizar a los ciudadanos. Pero tiene que encontrar “x” millones para el presupuesto, y ahora cuatro mil millones más. Nos han engañado y lo volverán a hacer”, se quejaba este hombre.

La situación de Dexia se debe a su exposición a la deuda griega. Ha sido el primer banco en recibir ayuda desde que comenzó la crisis del euro.