Última hora

Última hora

La banca europea, en el ojo del huracán

Leyendo ahora:

La banca europea, en el ojo del huracán

Tamaño de texto Aa Aa

El desmantelamiento del grupo franco-belga Dexia ha despertado los fantasmas en la zona euro. No es el único banco en apuros. La semana pasada, Moody’s le rebajaba la nota a doce entidades del Reino Unido y nueve de Portugal. Y antes aún, las agencias de calificación ponían en duda la capacidad del sector bancario italiano para responder a un revés coyuntural.

Los analistas están inquietos. Si Grecia se declara en suspensión de pagos, los primeros que se van a ver afectados serán los bancos, por la exposición de muchos de ellos a la deuda griega. Esa es la principal inquietud que recorre los mercados.

Y ello, pese a que no hace mucho tiempo, todos ellos pasaron las pruebas de resistencia.

El Banco Central Europeo y la Comisión han tomado cartas en el asunto. El BCE ha puesto en marcha una batería de medidas para desligar al sector bancario del caso griego. Y el ejecutivo comunitario trabaja a fondo sobre la recapitalización del sector.

Dexia es el primer grupo bancario europeo de gran tamaño que sucumbe a la crisis de la deuda. ¿Será también el último? Para responder a esta pregunta tenemos con nosotros al economista francés Marc Touati.

Euronews:
“Señor, touati, ¿puede algún otro banco europeo correr la misma suerte que Dexia?”

Marc Touati:
“Por el momento no creo que estemos en ese punto. No es el momento de dramatizar. No debemos olvidar que Dexia no se ha hundido de la noche a la mañana. Su situación se ha ido degradando durante los últimos tres años. Y tenía que haber sido desmantelado mucho antes. Pero por cuestiones políticas lo hemos evitado. Hoy, sin embargo, era inevitable, porque los riestos eran excesivos, sobre todo hablando de las deudas soberanas. Y a partir de ese momento, tenemos dos opciones. O salvamos la zona euro y evitamos el efecto dominó de los bancos franceses y europeos. O dejamos que Grecia se hunda sin la posibilidad de que reembolse una parte de su deuda, aunque eso entraña un verdadero riesgo para el sector bancario, tanto en Francia como en el resto de Europa”.

Euronews:
“Actualmente, los bancos no parecen estar en condiciones de prestar dinero. Tienen miedo de no recuperarlo. ¿Puede estallar el sector bancario?”

Marc Touati:
“El verdadero riesgo hoy en día es el círculo infernal en el que estamos metidos, donde los bancos se encuentran bajo sospecha continua. Desafortunadamente, los dirigentes políticos no consiguen ponerse de acuerdo. No son capaces de decir si van a salvar o no a Grecia. O si van a poder salvar la zona euro. Esa incertidumbre genera tensiones en el seno de los bancos. Y nos hace preguntarnos quién será el próximo en la lista. Pero no hay que dramatizar. Los balances bancarios no son tan malos, entre comillas. Y los riesgos son menores que en 2008. Al mismo tiempo, esa es la mayor preocupación. Los bancos no están asumiendo riesgos y eso limita la financiación de la economía”

Euronews:
“Tras meses resistiéndose a hacerlo, Alemania y Francia van finalmente a desñar un plan de recapitalización del sistema bancario. ¿Cree usted que es una buena noticia?”

Marc Touati:
“Hace varios meses que esperamos decisiones concretas. Se han hecho muchos anuncios, pero no se han tomado verdaderas decisiones. Eso es lo peligroso. Al mismo tiempo para los bancos y para la economía de la Zona Euro, porque estamos al borde de una recesión que quizá se declare en los próximos meses. Y si no permitimos que los bancos tengan una línea de crédito, la situación va a empeorar. Quien habla de recesión habla de un mayor déficit, de más deuda pública y de una pescadilla que se muerde la cola. Y en ese momento, el problema no será sólo Grecia, sino toda la zona euro. Ese el peligro de hoy en día. Ese es el toro que los políticos deberían coger por los cuernos”.

Euronews:
“¿Se va a contagiar el resto de la economía. O en otras palabras, tenemos los ciudadanos que preocuparnos por nuestros ahorros?

Marc Touati:
“No. No creo que tengan que preouparse por eso. No hay nada que así lo indique. Eso sí, si mañana la zona euro explota, atravesaremos muchas dificultades, pero por ahora no estamos en ese punto. Y no creo que vayamos a llegar a un escenario similar. Así que, el riesgo sobre los ahorros de los ciudadanos es limitado. Sin embargo, existe un riesgo sobre el crecimiento, porque los bancos no dan créditos. Y si no hay dinero no hay crecimiento. Habrás menos empleo y más paro. Más déficit y todo lo demás. Ese es el gran peligro que vivimos hoy”