Última hora

Última hora

Rabia por el vertido en Nueva Zelanda

Leyendo ahora:

Rabia por el vertido en Nueva Zelanda

Tamaño de texto Aa Aa

El vertido del carguero Rena comienza a llegar a las costas de Nueva Zelanda. Decenas de vecinos se han puesto a limpiar las playas de Tauranga, un importante destino turístico de la isla.

El buque quedó encallado el pasado miércoles con 1.700 toneladas de combustible pesado a bordo.

euronews ha contactado a Barry Connolly, un pescador que vive frente al buque varado el pasado miércoles.

“Todos los que se acercan a ese arrecife deberían poder sortearlo. No hay excusa para un accidente así. Está bien documentado, hay un faro en la isla de al lado. Está en todas las cartas marinas y con los aparatos modernos no hay excusa”, comenta Connolly.

“Creo que hay mucha rabia, y lo entiendo. También por la falta de una respuesta inmediata. Creo que mucha gente, yo incluído, creía que habría petroleros al día siguiente para extraer el combustible o algo así. Comprendo que estas cosas requieren mucha organización. Sólo espero que algún responsable deje la burocracia y se ponga manos a la obra” comenta el pescador.

Las autoridades neozelandesas temen que el mal tiempo que se avecina termine por hundir el carguero y han desplegado a 300 soldados.

Se investiga si el piloto navegaba bajo los efectos del alcohol. Los expertos coinciden en que es muy difícil tener un accidente en un lugar tan bien señalizado.