Última hora

Última hora

Más de 4000 voluntarios trabajan para limpiar los residuos del carguero Rena

Leyendo ahora:

Más de 4000 voluntarios trabajan para limpiar los residuos del carguero Rena

Tamaño de texto Aa Aa

Intensas tareas de limpieza en Nueva Zelanda para intentar minimizar los daños del vertido del carguero Rena. Un equipo de salvamento está tratando de extraer el interior de los contenedores que quedan en el barco. El contenido de algunos de los 88 que cayeron al mar ha llegado a la costa.

El combustible cambiará de sitio si el viento lo empuja a alta mar. Hemos encontrado en los últimos dos días que algunas zonas en las que había combustible estaban limpias porque el agua lo había movido. Ahora lo está llevando progresivamente a la playa. Cuando la marea es baja el combustible se queda en la playa, lo que supone una buena oportunidad para limpiarlo”, aseguro Todd Graham, de la Autoridad de Seguridad Marítima.

“Trescientas cincuenta toneladas de combustible ya han llegado a las playas. Las acumulaciones de combustible han desaparecido pero aún quedan muchos residuos que recoger. Una ardua tarea para los más de 4000 voluntarios. Queda un largo camino para los limpiadores.”, asegura Cécile Skovron Mathy, enviada especial de Euronews.

El vertido ha supuesto un verdadero lastre para la economía. La pesca esta prohibida. Este barco transportaba a turistas por la costa. La situación ha obligado a los dueños a buscar nuevas alternativas. “Nadie va a venir ahora, los alquileres y los viajes se han cancelado. Las únicas llamadas que tenemos son de personas que quieren cancelar sus viajes de pesca, así que no tenemos elección. Si nos quedamos aquí, vamos a la bancarrota, así que nos tenemos que mover.”

El daño ecológico es enorme. Un millar de aves han muerto. Algunas especies de la zona están en peligro de extinción. Se desconocen aún las consecuencias a largo plazo que tendrá la peor catástrofe marítima que ha sufrido Nueva Zelanda.